Personajes Singulares

Tal y como le había prometido a la profe en otro comentario, aquí va la entrada destinada a aclarar las diferencias entre Giacomo Casanova y Don Juan.

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Giacomo Casanova y Don Juan ¿Son el mismo estereotipo? Pues no, según muchos estudiosos del tema, los dos personajes, ambos famosos por sus conquistas amorosas, distan mucho de ser parecidos. Es más, son tratados incluso como modelos contradictorios.

Verán, la cosas es así. Cuando hablamos de Casanova, nos referimos a un “libertino que respetaba profundamente a las mujeres”, tal como lo describe Félix de Azúa, estudioso de la vida del burgués veneciano. Por su parte, Don Juan es un conquistador, con todo sentido de la palabra, las mujeres son presas para él, presas que debe conquistar.

Así los enfrenta Azúa, y nos dice que: “Allí donde el aristócrata sevillano [Don Juan], infectado por la teología, se muestra vengativo, psicópata, misógino y engañador, en ese mismo lugar luce el burgués veneciano [Giacomo Casanova] cómplice de las mujeres, su secuaz y su salvador en más de una ocasión”.

Haidea encuentra a Don Juan, de Ford Madox Brown

Haidea encuentra a Don Juan, de Ford Madox Brown

Por su parte, la escritora Lourdes Ventura, autora de ensayos como “La tiranía de la belleza” o “La mujer placer”, sostiene que: “Casanova busca mujeres con las que pueda compartir sus expansiones eróticas. Don Juan parte del rechazo inicial, considera que no son iguales en el ámbito amoroso y está convencido de que sólo se las puede conquistar mediante un acto de poder”.

Félix de Azúa profundiza aún más y nos dice: “Para Don Juan, la conquista es un reto y sus conquistas, una vez logradas, dejan de interesarle. Para Casanova la seducción es un teatro, un baile de idas y venidas en el que hay dos contendientes. Don Juan es un acomplejado que necesita demostrar al mundo que puede humillar a una mujer mediante su conquista y abandono; Casanova un hedonista que comparte sus juegos de placer”.

Y finalmente llega aún más lejos cuando se pregunta si realmente “¿Sedujo Casanova a las mujeres?” o si bien fue al contrario, y el burgués veneciano era quien se dejaba seducir, aceptando de buen grado las ocasiones que se le presentaban y, eso sí, “adivinando muchas más de las que un ciudadano vulgar es capaz de intuir… o aceptar”.

Espero haber podido expresarme bien, haber dejado en claro que, Casanova y Don Juan, no son lo mismo.

Fuentes de toda la saga:

Wikipedia: Articulo de Casanova

Blog Algun Día, En Alguna Parte

Blog El Conventillo de la Museologa

Pd) Gracias al aporte de Dlt note que se me habia escapado un dato, les dejo su comentario para que lo tenga:

“A la diferencia entre el conquistador acomplejado y el libertino, aventurero y estafador hay que unir otra diferencia fundamental. La de su realidad: Casanova, sabemos lo que fue, porque nos lo cuenta la historia; don Juan imaginamos lo que hizo y cómo lo hizo gracias a la literatura.”

Gracias Dlt!!!

Popularity: 4% [?]

La última vez nos quedábamos con Giacomo comenzando un nuevo viaje por toda Europa y con la invención de un alter ego: Chevalier de Seingalt.

Retrato de Giovanni Casanova

Retrato de Giovanni Casanova

No paso mucho tiempo de comenzado su nuevo viaje antes de que apareciera por la ciudad de Zúrich, lugar en el que, aunque parezca extraño, se enclaustra en una abadía. No pasa mucho para que reciba, en Roma, una condecoración del Papa Clemente XIII. Además, dejara embelesado a Federico II, el Grande de Prusia, quien le ofrecerá el mando de los cadetes de su ejército. Incluso llego a conocer a Catalina, La Grande, esto en la ciudad de San Petersburgo.

España no se quedaría fuera de su recorrido. Allí, en Madrid más precisamente, se involucraría en un proyecto, probablemente plan suyo, para lograr la colonización de Sierra Morena que incluía a suizos y alemanes como futuros residente de dicho sitio. En su estadía en el país Ibérico compondría un libreto de ópera, en Aranjuez. Y las mujeres españolas tampoco escaparon a sus encantos: Casanova mantendría una aventura con las españolas doña Ignacia y Nina, esta ultima la amante oficial del influyente virrey de Barcelona, el conde de Ricla. Esto lo llevaría a acabar encarcelado en dos ocasiones en su visita a los hispanos: La primera, en el Buen Retiro tras ser denunciado por posesión de armas – en la cual intervendría a su favor el Conde de Aranda –, y la otra, por liarse con Nina, motivo por el cual pasaría 42 días encerrado en 1768.

Cuadro de Giacomo Casanova realizado por Anton Raphael Mengs

Cuadro de Giacomo Casanova realizado por Anton Raphael Mengs

Libre de las cárceles españolas visitaría Italia, más precisamente Napoles, con el objetivo de ver en que andaba una de las hijas que tuvo entre tantas relaciones: Leonilda. Con ella mantendría relaciones incestuosas, a pedido del marido de Leonilda (quien desconocía de la paternidad de Giacomo respecto de su mujer). Al mismo tiempo tendrá ciertos affaires con una de las doncellas y con Lucrezia (la madre de su hija).

En 1771 se decide por escribir un libro, además traducirá La Ilíada de Homero. Y de nuevo a Venecia, allá por 1774, no sin antes cumplir a favor de la ciudad, probablemente como espía internacional, para poder volver a entrar. Pero nuevamente la perdición, esta vez por vengarse de la acusación de unas deudas. El beneficiario de estas supuestas deudas era un noble llamado Carlo Grimani, y la venganza de Casanova fue algo singular: consistió en publicar una novela en donde decía que Carlo era hijo ilegítimo. De nuevo el destino lo invita al exilio en 1783.

Cuadro de Casanova en 1788

Cuadro de Casanova en 1788

Otra vez un tour por toda Europa. En esta nueva andanza partirá de Viena (el primer lugar al que lo lleva su exilio) para luego recorrer Bolzano, Augsburgo, Aquisgrán, Spa, Paris, de nuevo Viena, Dresde, Berlín y Praga. En este último sitio se encuentra nada menos que con Wolfgang Amadeus Mozart, que casualmente está componiendo su ópera Don Giovanni. Se dice, incluso, que esta compositor está inspirada un poco en los romances que Casanova le conto al compositor alemán en Viena.

En 1785 entraba amistad con el conde Waldstein, aficionado a la masonería, igual que Casanova. El conde le ofrecerá a Giacomo hacerse cargo de la biblioteca que posee en Dux, Bohemia. Casanova acepta, pero en su estadía no llega a ser feliz y como terapia a su tristeza comenzara a escribir las memorias de su vida. Respecto de su escritura nos dice:

“Al acordarme de los placeres que he experimentado, los revivo y gozo con ellos por segunda vez, y me río de las penas que ya he sufrido y que ya no siento…”.

No llegó a terminar sus memorias. Muere en 1798 con 73 años. Hasta entonces solo había logrado relatar solo 46 años de aventuras amorosas y demás avatares. En el prólogo de su obra nos dice:

«Comienzo declarando al lector que, en todo cuanto he hecho en el curso de mi vida, bueno o malo, estoy seguro de haber merecido elogios y censuras, y que, por tanto, debo creerme libre.»

Y así, libre de todo, termino su vida, durante la cual su ocupación principal fue siempre “cultivar el goce de los sentidos”. Las aventuras amorosas, que se iniciaron en la adolescencia, y fueron serpenteando un camino en el que, como hemos visto, aconteció de todo.

Pd) Esta última parte de la vida de Giacomo se me ha hecho demasiado larga para mi gusto. Por lo que dejare para mañana la dilucidación prometida a Profedegriego de las diferencias entre Don Juan y Casanova.

Popularity: 5% [?]

Seguimos hoy con las aventuras de Giacomo Casanova. Nos quedamos la última vez luego de su primer viaje, con su vuelta a Venecia.

Retrato de Giacomo Casanova

Retrato de Giacomo Casanova

Una vez de vuelta en su ciudad natal, Giacomo se ofrecerá, gracias a su cultura, para ser médico de un patricio veneciano, cuyo nombre era Matteo Bragadin. Por sus conocimientos, Casanova logro curar al patricio de un reciente infarto. A cambio de su curación, Bragadin le otorgara una gran suma de dinero a Giacomo, así como también lo introducirá en la magia y la cábala.

Como consecuencia de este nuevo aprendizaje será objeto de persecución de la inquisición; ya que llegara a oídos de algunos de sus miembros la posesión de ciertos libros prohibidos en poder de Casanova. Giacomo se verá entonces obligado a huir de Venecia.

De esta manera, embarcado en esta nueva aventura, Giacomo recorrerá, entre 1749 y 1752, las ciudades italianas de Milán, Cremona, Cesena, Parma, de nuevo Milán y Génova, en ese orden; así como las ciudades francesas de Lyon, París y Dresde. Nuevamente continuaría con sus galanterías. Pero entre todas estas nuevas conquistas hubo una qué destacaría por sobre todas las demás, aquella que el mismo Casanova reconocería como el gran amor de su vida, aquella a la que en su obra decidió llamar Henriette.

Henriette era una mujer con cierto misterio, que caló hondo en nuestro seductor empedernido. Por ella Giacomo llegó a convertirse –por poco tiempo– en un beato, y que fue la única de quien quemó sus cartas. Estuvieron juntos solo nueve meses, sin embargo, a pesar de que se separaron luego de tan corto tiempo (aunque bastante largo para la vida de Giacomo), ella siempre tuvo presente a Casanova y en varias ocasiones mandó que lo cuidaran cuando estaba enfermo.

Cuadro de Leroux Augustus: Giovanni Giacomo Casanova, Caballero de Seingalt, con Henriette en Reggio

Cuadro de Leroux Augustus: Giovanni Giacomo Casanova, Caballero de Seingalt, con Henriette en Reggio

En 1753 vuelve nuevamente a Venecia, y dos años después es arrestado y encarcelado en los Piombo, o prisión de los “Plomos”. Su estadía en dicho recinto carcelario no duraría demasiado: Increíblemente escapa poco tiempo después, acompañado de un monje que conocerá en prisión. Luego de tan magna fuga volverá a exiliarse. Esta vez por 18 largos años.
Esta vez se embarcaría a París, donde llegaría a codearse con Luis XV y Madame de Pompadour, al igual que con su corte. Incluso se le atribuye durante dicha estadía, la creación de la Lotería Estatal Francesa entre 1756 y 1757, además de realizar diversas misiones secretas y visitar a Voltaire, con quien no llegó a tener una amistad por diferencias de pensamiento político. Sin embargo, no desaparecían sus ajetreos. Casanova realizaría por aquellos años un fraude en un negocio textil, falsificación de letras de cambio, y de nuevo a huir y vagabundear por Europa.

Pocos son los relatos que se conservan de él. Sin embargo, nos encontramos que por estos tiempos, un agente de la inquisición veneciana lo retratara como alguien que:

 “Va y viene a todas partes, con una cara franca y la cabeza en alto, bien vestido… Es un hombre de unos 40 años como máximo, buen mozo de aspecto saludable y vigoroso, de piel muy morena y ojos vivaces. Lleva una peluca corta de color castaño. Por lo que me han contado, tiene un carácter descarado y despectivo; pero, sobre todo, tiene mucha labia y, por consiguiente, es ingenioso he instruido…”.

Por aquel entonces, se inventara un alter ego, con título nobiliario y todo, pasando a llamarse Chevalier de Seingalt.

Pero hasta aquí por ahora… Pronto la siguiente parte

Popularity: 5% [?]

Por esas casualidades de la vida, últimamente me encontrado hablando mucho por aquí de franceses singulares y del origen de algunas frases o expresiones. En ese sentido seguiremos  hoy seguiremos un poco por ese sendero. Ya que, aunque no hablare de un francés, sino de un veneciano, este personaje es muy singular, ha dado origen a una expresión cotidiana y tiene una particularidad que suele atribuírsele a los franceses: El arte de la seducción y el romanticismo. Me refiero a que hablare hoy de Giacomo Casanova.

Retrato de Casanova hecho por Alessandro Longhi

Retrato de Casanova hecho por Alessandro Longhi

En un breve resumen acerca de su vida podemos decir de este seductor que fue un famoso aventurero, escritor, diplomático y agente secreto veneciano. Despilfarrador, viajero y, por encima de todo, libertino. Pero también gran erudito y filósofo. Sin embargo, se lo conoce, sobre todo, por sus conquistas amorosa. En su obra biográfica, “Histoire de ma vie” (escrita en francés por la difusión de dicho idioma en toda Europa para aquella época), Giacomo describe con máxima precisión y franqueza sus aventuras, sus viajes y sus innumerables encuentros galantes, así como también sus desventuras amorosas. En total, relata en dicha obra unas 132 conquistas a mujeres de toda clase y condición, aunque se dice que fueron muchas más.

El mismo escribe al respecto de sus peripecias, en el prefacio a sus “Memorias’”, que “A pesar de un fondo de excelente moral, fruto obligado de los divinos principios arraigados en mi alma, he sido, durante toda mi vida, víctima de mis sentidos. Me he complacido en descarriarme…”

“Historia de mi Vida” se trata, sin embargo, de un relato de estilo realista sobre su vida, en el cual, sus aventuras con diversas mujeres son mostradas de manera elegante, lo que llevo a que forjara con él, popularmente y a través del tiempo, el prototipo de amante y aventurero. Su apellido se convirtió en prototipo del amante. Sin embargo su vida fue mucho más vasta y singular.

Pero comencemos con el principio. Giacomo Girolamo Casanova nacería en Venecia (por aquel entonces una Republica hecha y derecha con total independencia), un 2 de Abril de 1725. Fue hijo de comediantes. Su madre fue Zaretta Farussi y su padre Gaetano Casanova. Este último moriría cuando Giacomo tenía solo 8 años.

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Tuvo otros 4 hermanos. Y sus padres nunca desearon que ninguno de ellos fuese actor. Por este motivo, Giacomo recibiría desde muy pequeño la educación eclesiástica impartida por el abad Gozzi. Aun adolecente, mostraría su habilidad intelectual, traduciendo un pentámetro latino y realizando, cuatro años después, un par de tesis (una sobre Derecho Civil y otra sobre Derecho canónico).

Sería también protegido del senador de Venecia Malipiero. Bajo su tutela aprendería filosofía y ciencia. Aunque esta relación no duraría mucho tiempo, ya que desaparecería luego de que Casanova tuvo un lío con la favorita del senador, una cantante llamada Teresa.

Para entonces, Giacomo solo cuenta con unos exiguos 21 años. Será por esta desventura con Teresa, que su madre se lo llevara a Roma, para que entre al servicio del Cardenal Acquaviva. Adopta entonces la condición de fraile, aunque esto no le impedirá seguir con sus escarceos amorosos. A partir de este momento comenzaran también sus grandes viajes y aventuras.

En esta primera vuelta, Casanova visitara Corfú y Constantinopla. Volviendo luego a Venecia, donde se convierte en violinista; profesión que no le duraría demasiado, ya que pronto lo cansaría. Sin importar por donde fuera, sus affaires son continuos.

Pero hasta aquí por ahora… Pronto la siguiente parte.

Popularity: 5% [?]

Llegamos ya a la última parte de la historia de Jean-Baptiste Bernadotte. Y, aunque me he demorado un poco más de lo que deseaba, ya llego el momento de concluir con ella. La última vez, nos quedamos en su elección como Príncipe Heredero de la Corona Sueca. Continuemos entonces desde allí. Pero, ¿Cómo es que un soldado republicano, perteneciente al ejercito de uno de los más grandes enemigos de las monarquías europeas, llega a ser elegido Monarca?

Estatua en Norrköping, levantada en 1846 en honor del Rey Carlos XIV de Suecia y III de Noruega

Estatua en Norrköping, levantada en 1846 en honor del Rey Carlos XIV de Suecia y III de Noruega

Pues, básicamente por casualidad. Aunque el boletín oficial dará como razones, por un lado, que un gran sector del ejército sueco, previendo futuras complicaciones con Rusia, se mostraba favorable a la elección de un soldado como heredero, y por el otro, que Bernadotte también era muy popular en Suecia, debido a la caballerosidad con la que había tratado a los prisioneros suecos durante la última guerra con Dinamarca.

Sin embargo, si bien estas razones pueden ser la “Ultima Ratio” (otra frase que queda bien para la ocasión) para su elección definitiva, lo cierto es que, en un primer momento deberemos el ofrecimiento del trono a Jean Baptiste a un único sujeto: el barón Karl Otto Mörner.

Este tal barón Möner era, simplemente, un mensajero sueco, quien, absolutamente por iniciativa propia, ofreció la sucesión de la corona sueca a Bernadotte. El gobierno sueco quedara altamente sorprendido ante la descarada actuación de Möner, incluso lo arrestarían al volver a Suecia; sin embargo, la candidatura de Bernadotte fue ganando seguidores de forma gradual.

Por su parte, es seguro de que Jean Baptiste reflexiona extendidamente aceptar tal proposición, ya que, después de todo es un republicano convencido. Incluso Bernadotte le comunicaría la oferta de Mörner a Napoleón, pero el Corso se reiría del asunto y lo trataría como algo absurdo. De todas maneras Jean acabara por decidirse positivamente e informaría a Mörner que no rechazaría el honor de ser él el elegido.

¿Por qué aceptar tal propuesta? Pues, probablemente, hay dos factores que pesan en su decisión positiva: por un lado, el hecho de que la monarquía sueca sea una monarquía constitucional, lo cual la convierte en más tolerable a ojos de un republicano. Por otro lado, lo mal, pero mal, mal, que le sienta el ofrecimiento a Napoleón Bonaparte, ya que recordemos que, a pesar de ser parientes debido al casorio de Jean Baptiste y José Bonaparte con las hermanas Clary, no se caían para nada bien el uno al otro.

Coronación de Karl Johan III como rey de Noruega

Coronación de Karl Johan III como rey de Noruega

Finalmente, el 21 de agosto de 1810, Jean Baptiste Bernadotte fue elegido «Príncipe de la Corona». De esta manera Bernadotte renuncia a la nacionalidad francesa y el 2 de noviembre de 1810, realiza su entrada solemne en Estocolmo, y el 5 de noviembre recibía el homenaje de los estados suecos, siendo adoptado por el Rey Carlos XIII bajo el nombre de «Carlos Juan». El nuevo príncipe coronado fue pronto muy popular, y se convirtió en el hombre más poderoso de Suecia.

Toda esta situación place enormemente al nuevo rey; pero no tanto a la futura reina. A Desirée no le cae bien el frio, y pocos días después de llegar se vuelve a Paris, donde vivirá hasta luego de la coronación de su marido, el 5 de febrero de 1818. Regresara a Suecia recién en junio de aquel año.

Durante su principado, y luego su reinado, Bernadotte pudo mostrarse como cualquier cosa menos como un satélite de Francia. Incluso se aliaria con los enemigos de Napoleón y sería uno de los comandantes del ejército que lo enfrentaría hasta el final. Como rey unionista sería muy popular tanto en Suecia como en Noruega. Y aunque sus puntos de vista ultra-conservadores eran generalmente detestados, y se les presentó oposición tanto como fue posible, su dinastía nunca estuvo en serio peligro, y tanto suecos como noruegos estaban orgullosos de su monarca y de la buena reputación de que éste disfrutaba en Europa.

Bernadotte moriría en Estocolmo el 8 de marzo de 1844. La mayor parte de su reinado fue un largo periodo de paz ininterrumpida, y de desarrollo material en ambos reinos durante la primera mitad del siglo XIX, debido principalmente a su energía y previsión. Carlos XIV Juan fue sucedido por su hijo Óscar (Óscar I de Suecia y Noruega). Como decía más arriba, todos sus súbditos lo veneraron como un gran rey. Sin embargo hubo un pequeño detalle que se le escapó a todos sus seguidores. Al desnudarlo para prepararlo para los funerales, los sirvientes encontrarán en su brazo un tatuaje que pocos habían visto antes. Grabado en su cuerpo rezaba: «Mort aux rois» (Muerte a los Reyes), tatuaje presumiblemente realizado durante la Revolución francesa. Así concluía la historia del único rey republicano, con tatuaje y todo!!!! Todo un personaje más que singular.

Fuentes: Wikipedia, Articulo de Carlos XIV de Suecia

Blog Historia de España

Pd) Valla entrada más larga que se me ha hecho, jeje. De todas maneras está bien, puesto que será la última hasta el sábado 26, día en que estaremos festejando el segundo cumpleaños del blog con algunas sorpresas!! Saludos y están todos invitados!!

Popularity: 3% [?]

La última vez dejábamos a nuestro, por ahora, Jean Baptiste, recién casado y convertido en cuñado de José Bonaparte. Tiempo después, y durante tan solo seis semanas, sería nombrado ministro de la guerra francés, responsabilidad en la que demostró grandes habilidades.

En aquel tiempo se mantuvo a poca distancia de Napoleón, y aunque se negó a apoyarle en los preparativos del golpe de estado de noviembre de 1799 (18 deBrumario).

Retrato de Bernadotte como príncipe heredero

Retrato de Bernadotte como príncipe heredero

Incluso, es uno de sus fervientes opositores. Tal es así, que cuando el golpe se produce, en París mucha gente espera que Bernadotte salga de casa y se ponga al frente de milicias más o menos organizadas, que todo el mundo sabe están dispuestas a obedecerle. Pero, Jean no lo hace; probablemente los méritos de esta inacción de nuestro gran republicano deba llevárselos su cuñado, y futuro rey de España, José Bonaparte quien le come la oreja y acaba convenciéndole de que no se inmiscuya.

De manera contraria  a lo esperado, con el Gran Corso ya en el poder, Bernadotte aceptaría ser empleado por el consulado, y desde abril de 1800 hasta el agosto de 1801, comandaría el ejército en la Vendée. Y, no mucho después, al llegar el Imperio Napoleónico en 1804, Bernadotte fue nombrado uno de los dieciocho Mariscales de Francia. Y desde junio de aquel año sería designado también como gobernador de la recientemente ocupada Hanóver. Incluso, sería el mismo Jean-Baptiste quien, en 1808 y como gobernador de los pueblos Hanseáticos, dirija directamente la expedición contra Suecia, a través de las islas Danesas, aunque el plan no tuvo éxito debido a la necesidad de transportes y a la deserción del contingente español, quienes para entonces ya habían comenzado la guerra por su independencia de las fuerzas napoleónicas.

Poco tiempo después se lleva a cabo la de Wagram, en la que nuestro Bernadotte será lidere al contingente Sajón. Durante dicha batalla desobedecerá las órdenes de Napoleón, por lo que el Gran Corso lo relevaría de su mando. Furioso, se vuelve a París.

Carlos XIII de Suecia (Carlos II de Noruega), retratado por Carl Fredric von Breda. Museo Nacional de Estocolmo.

Carlos XIII de Suecia (Carlos II de Noruega), retratado por Carl Fredric von Breda. Museo Nacional de Estocolmo.

Por allí (es decir en Francia) se encontraba Jean, a punto de tomar posesión del cargo de gobernador de Roma cuando, inesperadamente, fue elegido heredero del rey Carlos XIII de Suecia. ¿Pero como es que un soldado Napoleónico acaba convirtiéndose en el heredero de una de las pocas monarquías europeas puras (ya que Napoleón se había cargado a casi todas) que quedaba?

Para conocer el “Quid” (esta va para ti, profedegriego ;) ) de la cuestión debemos trasladarnos a Suecia. Seguimos estando en 1810. En el país del norte europeo, la dinastía reinante, los Vasa, se extingue. El anterior rey se había vuelto loco, y su tío, ya bastante mayor de edad, había tenido que sustituirlo en el trono con el nombre de Carlos XIII. Por lo tanto encontramos al Parlamento sueco buscando un nuevo candidato. Y, por cosa de la casualidad, llegan a fijarse en el administrador de Hannover y algunas villas hanseáticas, de quien todo el mundo dice maravillas. Dicho y hecho: el 21 de agosto de 1810, el Parlamento elige rey a Jean Baptiste Bernadotte.

Pero, ¿Fue tan así esta elección? ¿O hubo muchas otras cosas que llevaron a esta elección? Pues, lamentablemente, tampoco lo sabremos hoy… sino mañana. Porque esta entrada ha vuelto a quedar muy larga para mi gusto.

Próximamente la ultima parte. No se desespere!!!! ;) . Prometo que llegara pronto.

Popularity: 4% [?]

La entrada de hoy es algo curiosa. Porque, ¿Puede un rey ser republicanos? Vamos, pregunto si un rey puede odiar a los reyes, a lo que estos representan. Digo, si hasta puede ser un republicano abiertamente declarado e incluso tatuarse en su cuerpo el orgullo de serlo. Pues parece que si hubo que cumplía con estas condiciones y que además, cumplió con otro tanto de condiciones que lo hacen un individuo único, de esos que me gusta mencionar por aquí.

Pero, antes de empezar con la historia de tan interesante personaje, debo darle las gracias a Miguel Ángel, del blog “Memoria Residual”, a quien le debo el haberme puesto tras la pista de esta historia, por lo que a él le va dedicada esta entrada. Ahora sí, ya hecho el agradecimiento seguimos con el personaje de hoy.

Retrato completo de Jean Baptiste Bernadotte

Retrato completo de Jean Baptiste Bernadotte

El individuo en cuestión se llamó, en un primer momento, Jean-Baptiste Bernadotte. Luego, pasaría a ser Karlos XIV Johan de Suecia y Carlo III de Noruega. Y sí, si puede que lo hayan reconocido como uno de los dieciocho Mariscales Napoleónicos, porque efectivamente lo fue. Su vida comenzó un 26 de enero de 1763, en la localidad de Pau, en Francia. Hijo de Henri Bernadotte (1711-† 1780), procurador en Pau, y de Jeanne St. Jean (1725-†1809) se enlistaría en el ejército luego de la muerte de su padre, teniendo por aquel entonces diecisiete años, y su primer destino como militar fue Corcega.

Con 21 años lo encontramos ya sirviendo como sargento en Grenoble. También para aquella época se ha ganado su apodo de Sergeant Bellejambe, o Sargento Piernabella, mote que alude a su éxito con las mujeres. Éxito evidenciable en la relación que entablo por aquel entonces con grenoblina con un nombre tan sensual como Catalina L’Amour. De aquel amor nacerá una pequeña de nombre Olimpia Bernadotte, que morirá siendo niña.

Al estallar la Revolución Francesa (de la cual ya hemos hablado aquí con anterioridad), sus evidentes cualidades militares le llevaran a un rápido ascenso; tal es así que para 1794, Bernadotte era ya brigadier, asignado al ejército de Sambre y Meuse. Más tarde, tras la victoria de Jourdan en Fleurus (26 de junio de 1794), ascendería a general de división.

De campaña, la guerra lo llevaría primero a Bélgica y luego, conforme avance el ejército francés, a Austria. Poco después, Bernadotte sería enviado a Italia, con 20.000 hombres, a auxiliar a un general llamado Napoleón Bonaparte (quien aún no hacia demasiado alarde su nombre), distinguiéndose durante el paso de Tagliamente. En 1798 acabaría como embajador en Viena, aunque hubo de abandonar el cargo debido a los disturbios causados a raíz del izado de la bandera tricolor sobre la embajada.

Retrato de Désirée Clary (1777-1860), esposa de Bernardotte, en 1822.
Retrato de Désirée Clary (1777-1860),
esposa de Bernardotte, en 1822.

En 1798, Bernadotte contraería matrimonio con una bella joven, cuyo nombre era Desirée Clary. Era que había estado en los planes de José Bonaparte, que acabaría casándose con su hermana, y del mismísimo Napoleón, hasta que este conociera, año y medio después incluir en sus planes a Desirée, a su eterna Josefina.

Desirée Clary y Jean Baptiste Bernadotte se conocerían en París, en una recepción de José Bonaparte, unos dos años después de que Napoleón la dejase marchándose, nunca mejor dicho, a la francesa. Con su matrimonio, Bernadotte se convirtió asimismo en pariente de los Bonaparte.

Pero hasta aquí por ahora… Pronto la segunda parte

Popularity: 4% [?]

En Noviembre de 1598 hizo una demostración para la reina Isabel, y esta quedo encantada, de manera que, sin más demora, el órgano fue enviado hacia Estambul, junto con Dallan, ya que alguien debía manejarlo y se sabe que los sultanes no son muy duchos en realizar ciertas labores, sobre todo cuando se trata de tocar un instrumento desconocido por su civilización. El viaje fue medio bravo y el órgano llego medio roto a la corte de Mehmet. Dallan se tomó el trabajo de arreglarlo, lo cual le llevo otro año más (lo cual no ayuda a deducir que el órgano había terminado demasiado roto por el viaje). Leer el resto de esta entrada »
La vez pasada nos habíamos ido un poco del tema principal y terminamos hablando de las construcciones dialécticas y de las competencias que se armaban en la Grecia antigua con ellas. Hoy seguiremos con las historia que inspiro la entrada y que, justamente, es sobre una de las competencias en las que participo Diodoro de Megara. La ultima para ser precisos. Pues bueno, comencemos. Leer el resto de esta entrada »
Hablaremos hoy de Diodoro de Megara, un filósofo griego que (como casi todos los filósofos griegos) vivió en el Siglo IV a.C. Nació en una ciudad de Asia Menor, que por entonces pertenecía a Grecia, pero años después, ya recibido, pasó a enseñar en la ciudad de Megara. En aquella ciudad existían sitios donde se llevaban a cabo competencias de lógica y debates que se tomaban bien en serio, tal era la seriedad que perder en una de ellas se consideraba humillante, los alumnos de los maestros perdedores solían abandonarlos para pasar a formar parte del alumnado de aquellos que ganaran en la competencia o bien para integrarse en el grupo de aquellos que construían aquellos problemas dialecticos y lógicos difíciles de resolver, sobre los que se discutía. Leer el resto de esta entrada »

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • Discusiones Bizantinas

    Todos sabemos o supones saber a que nos referimos cuando hablamos de discusiones bizantinas. Vamos, digo que cuando hablamos de discusiones bizantinas nos estamos refierendo a aquellas discusiones por demás extensas, aquellas que incitan indefinidamente a sus participantes en largas peroratas sin sentido, o con muy poco. Esas discusiones que jamás alcanzan una resolución fehaciente [...]

  • Dar Gato Por Liebre

    Sin duda hemos oído en innumerables situaciones esta expresión. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, ” dar gato por liebre ” consiste en ” engañar en la calidad de una cosa por medio de otra inferior que se le asemeja”. Vamos, timar a alguien dando algo de menor valor en [...]

  • La datación del año en Occidente – Parte IX: El Calendario Gregoriano

    Todo habría andado bien si el año tropical tuviera una duración exacta de 365,25 días, pero no es así. El año tropical tiene una duración exacta de 365 días 5 horas 48 minutos 46 segundos de duración, o sea 365,24220 días. En promedio el año juliano tiene 11 minutos 14 segundo de más, lo que equivale a 0,0078 días. Uno podría decir “¿Para que buscar la perfección?” “¿Es necesaria buscar una exactitud total?” Podría parecer de que no, pero, si lo analizamos bien veríamos que el año juliano se adelanta se adelanta un día cada 128 años.

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse