Entradas con la etiqueta ‘Ciencia’

Bueno, creo que ya le he dado tiempo a todos como para que descubrieran la solución. Así, para todos aquellos desesperados por saber cómo resolver la adivinanza de Einstein les he traído la respuesta. Leer el resto de esta entrada »
Bueno, llego el momento de acabar con las historias sobre Einstein. Y para ello he decidido acabar con un regalito que nos dejó el genio de origen alemán. Verán, Einstein formuló, en cierta ocasión, una adivinanza muy famosa y predijo que el 98% de la población mundial no la podría resolver. Así que aquí se las dejo, a ver si ustedes logran resolverla. Leer el resto de esta entrada »
Hoy, en la anteúltima entrada (cuyo título vuelve a caer sobre el chiste malo) sobre Alber Einstein, les traigo dos anécdotas divertidas sobre el físico alemán. Leer el resto de esta entrada »
Ya sé que la semana termino (y la otra casi también), pero como por cuestiones personales no pude subir las entradas prometidas de Albert Einstein, he decido hacer de cuenta de que los días no pasaron y subir las tres historias que me quedaron durante el transcurso de esta semana. Leer el resto de esta entrada »
eguiré con historias de Einstein y, como me gusto como quedo el nombre de la entrada anterior, he decidido repetir el chiste en el título de esta. En esta ocasión relatare algunos encuentros del gran científico con otros personajes famosos y algunas curiosidades de ellos. Por cierto, debo advertirles que no estoy completamente de la veracidad de ninguna de estas situaciones, así que tómenlas con cierta precaución. De todas maneras, se trata de pasar un rato divertido. Espero que las disfruten. Leer el resto de esta entrada »
Por diferentes motivos esta semana que paso he estado leyendo mucho sobre Albert Einstein. Estoy seguro de que todo lo conocen, incluso he dedica una entrada a su persona (aquí podrán encontrar la entrada), y lo he nombrado en esta otra. Pero en estos días me estado preguntando ¿Qué tanto conocemos de Einstein y de lo que hizo? Yo, personalmente, descubrí que conocía muy poco, por lo que he decidido dedicarle una semana absoluta a Einstein aquí en el blog, relatando anécdotas de su vida. Comencemos ahora con las primeras dos, las cuales tratan de un mismo tema: La Teoría de la Relatividad. Leer el resto de esta entrada »

Hablaremos hoy de un personaje muy singular y único de la historia: John Dee. La vida de este hombre es muy, pero muy curiosa, y llego hasta mí de una manera muy extraña: Leyendo un libro de aventura escrito por Michael Scott (“El alquimista, los secretos del Inmortal Nicolas Flamel” si quieren saber cuál). El caso es que él autor decían que el personaje era real, al igual que los datos que había dado sobre él; así que decidí investigarlo y me encontré con una gran historia.

Retrato del siglo XVI, hecho por un artista desconocido

Retrato del siglo XVI, hecho por un artista desconocido

John Dee (1527 – finales de 1608 o principios de 1609) fue un notorio matemático, astrónomo, astrólogo y geógrafo inglés, que también fue ayudante de la reina Isabel I. A lo largo de su vida se dedicó, asimismo, a la alquimia, la adivinación y el estudio del hermetismo.

Dee incursionó tanto en la ciencia como en la magia. Fue uno de los hombres más cultos de su época, y ya daba conferencias en salones atiborrados de gente en la Universidad de París cuando todavía no llegaba a los treinta años. Fue un ferviente defensor de las matemáticas, un respetado astrónomo y un experto en la navegación: estuvo a cargo del entrenamiento de muchos de quienes llevarían al ascenso de Inglaterra como la gran potencia naval de Europa. Al mismo tiempo, siguió investigando los ángeles y la magia cristiana y la filosofía hermética. De hecho, dedicó los últimos años de su vida por entero a estos propósitos, que no le parecían contradictorios sino complementos para una amplia visión del mundo. Pero esto es solo un resumen de su vida.

John Dee (1527-1609) sería además uno de los más importantes consejeros de la reina Isabel I de Inglaterra, he incluso ya era su consejero cuando esta era princesa: en 1555 fue arrestado, acusado de elaborar horóscopos para ella, y para la reina María, aunque saldría bien parado de la acusación. Cuando Isabel fue coronada, en 1558, Dee se convirtió en uno de sus hombres de confianza, y fue él quien, mediante técnicas astrológicas, eligió la fecha de su coronación

Dee fue uno de los ideólogos de los viajes de exploración británicos, y el creador del término “Imperio Británico”. En 1577, publicó General and Rare Memorials pertayning to the Perfect Art of Navigation, un libro en el cual exponía su visión de la navegación y justificaba los reclamos territoriales de Inglaterra en el Nuevo Mundo. Sus estudios geográficos y astronómicos (fue amigo de Tycho Brahe) fueron vitales para estas primeras exploraciones, y él mismo entrenó a algunos de los exploradores británicos.

En 1588 anticipó las tormentas que destruirían la Armada Invencible(o mejor dicho la Gran Armada), y aconsejó que la flota inglesa permaneciera anclada, a la espera. Hay quien dice que él quien conjuró a esa tormenta, que salvó a su patria de la invasión española. Dee también hizo trabajos en criptografía.

Vivió sus últimos años en Mortlake, donde murió a fines de 1608 o principios de 1609 sumido en la pobreza. Tanto su lápida como su registro de entierro han desaparecido

Sin embargo, aunque todo esto es espectacular no es lo que me lleva recordarlo en esta entrada, sino el que quizás es su dato más llamativo: sus funciones como espía de la reina. Se cree que sus viajes por Europa eran misiones de espionajes ordenados por la reina. Durante estos viajes firmaría sus correspondencias con su ilustre majestad como 007. Los dos 00 de este código representaba unos anteojos, indicando que él era “los ojos de la Reina”, mientras que el símbolo que parecía un 7 era el símbolo personal de Dee, el único y original 007.

Fuentes https://clubdeloshistoriadores.blogspot.com
Wikipedia: Archivo de John Dee (Muy interesante)
Enlaces Interesantes:

John Dee

Popularity: 19% [?]

Hace un tiempo (dos semanas) que no he publicado ninguna foto con historia; no porque no quisiera, sino porque no pude. Estuve muy ocupado estudiando y no tenía ninguna preparada para programar. Pero ya pasaron los exámenes así que volvemos con las fotos.

La última vez habíamos hablado de Conrad saltando el muro. En la foto con historia de hoy hablaremos de una foto muy conocida por todos, cuya historia no es lo que parece. Además, hablaremos también un poco de su protagonista que, como seguramente todos ya habrán podido descubrir, no se trata de otro que el mismísimo Albert Einstein. Aquí les va la foto:

Comenzaremos hablando del protagonista de la foto y, al final de la entrada contaré la historia de esta foto en particular.

La Lengua de Einstein

Como casi todos sabemos, Albert Einstein (14 de marzo de 1789 – 18 de Abril de 1955) fue un físico alemán, que más tarde se nacionalizaría dos veces, primero como suizo y posteriormente como estadounidense. Y, por supuesto, es reconocido mundialmente como uno de los científicos más brillantes, al menos del siglo XX.

Pocos saben, quizás, que tras graduarse, siendo el único de su promoción que no consiguió el grado de maestro, Einstein no pudo encontrar un trabajo en la Universidad, aparentemente, por la irritación que causaba entre sus profesores. Sin embargo, el padre de su compañero de clases le ayudo a encontrar trabajo en la Oficina Confederal de la Propiedad Intelectual de Berna, una oficina de patentes. Sería durante su trabajo en aquella oficina, siendoaun un físico desconocido, cuando, en 1905, publicara por primera vez su Teoría de la Relatividad Especial. En ella incorporó, en un marco teórico simple y con base en postulados físicos sencillos, conceptos y fenómenos estudiados anteriormente por Henri Poincaré  y Hendrik Antoon Lorentz. De ella saldría, deducida por Einstein como una consecuencia lógica de su trabajo, la que más adelante se convertiría en la, probablemente, ecuación de la física más conocida a nivel popular: La expresión matemática de la equivalencia masa-energía, E=mc². Ese mismo año publicó otros trabajos que sentarían algunas de las bases de la Física estadística y la Mecánica cuántica.

En 1915, presento La Teoría de la Relatividad, con la que reformulo por completo el concepto de gravedad; generando como consecuencia el surgimiento de la Cosmología. Fue poco después de aquel momento en el Einstein se convirtió en icono popular y alcanzó fama mundial (algo que muy pocos científicos fueron capaces de lograr). Obtuvo el Premio Nobel de Física en 1921 por su explicación del Efecto fotoeléctrico  y sus numerosas contribuciones a la Física teórica, aunque, curiosamente jamás lo recibió por la Teoría de la Relatividad, pues el científico a quien se encomendó la tarea de evaluarla no la entendió, y muchos temieron correr el riesgo de que se demostrara errónea posteriormente.

Durante su vida en Alemania, desde comienzos de la Primera Guerra Mundial y hasta la Segunda, sus teorías sufrieron una gran desacreditación por parte de los nazis, quienes comenzaban su larga carrera de horror, solo por su pacifismo, sus actividades políticas Sionismo y sus orígenes Judaísmo. Durante la llega de Hitler, la cosa empeoro. Fue acusado por el régimen Nazi de crear una “Física judía” en contraposición con la “Física alemana” o “Física aria”. Algunos físicos nazis, incluyendo físicos tan notables como los Nobel de Física Johannes Stark y Philipp Lenard, intentaron desacreditar sus teorías. Los físicos que enseñaban la Teoría de la relatividad como, por ejemplo, Werner Heisenberg, eran incluidos en listas negras políticas. Todo esto y más hizo que Einstein abandonara Alemania en 1933 con destino a Estados Unidos.

Se caso en dos ocasiones. Primero con Mileva Marić, con quien tuvo dos hijos: Hans Albert y Eduard.  El primero, Hans Albert, se mudó a California, donde llegó a ser profesor universitario aunque con poca interacción con su padre. El segundo, Eduard, sufría Esquizofrenia y fue internado durante largos años muriendo en una institución para el tratamiento de las enfermedades mentales. Albert nunca le visitó.

En 1952, después de la muerte del primer presidente de Israel, su primer ministro, David Ben-Gurion, enviaría una carta a Albert Einstein en la que le ofrecía ocupar la presidencia de Israel. Einstein, como todos sabemos o suponemos, no acepto dicha propuesta y, después de mostrarse muy agradecido, no se veía suficientemente capacitado para relacionarse con la gente tal y como requería tan alto cargo y su edad

Durante sus últimos años Einstein trabajó por integrar en una misma teoría las cuatro Fuerzas fundamentales, tarea aún inconclusa. Se cuenta que cuando Einstein se encontraba en su lecho de muerte segundos antes de morir pronuncio unas palabras en alemán que la enfermera que lo cuidaba en esos momentos, la estadounidense Alberta Roszel no pudo entender, aunque se cree que fue algo como “Ya he cumplido mi misión aquí”. Cuando finalmente murió, en su pizarra estaban las ecuaciones aun sin concluir para integrar dichas fuerzas. Einstein murió en Princeton, Nueva Jersey, el 18 de abril de 1955.

Pero esta sin embargo no es la historia que quería contarles (aunque algún otro día se la contare completa con todos sus pormenores), sino que hoy hablaríamos de su foto, esa famosa foto en donde esta sacando la lengua a la cámara. Esa misma, quizás la foto más famosa del genio, es casi sin dudas un icono de nuestros días y todo la tomamos como una foto “simpática”, como una visión cómica del genio en la mueca es simplemente un chiste, una “gracia” del científico. Pero no siempre todo es lo que parece y esta es una de esas ocasiones.

Esta foto fue tomada el 14 de Marzo de 1951 por el fotógrafo Arthur Sasse, quien, curiosamente y a pesar de que muchos fotógrafos rodeaban al genio alemán, fue el único que plasmo el instante. Fue precisamente la presencia de tantos periodista lo causó la mueca del físico, y su intención no era divertirlos.

El caso es que Albert salía de un homenaje por su 72 aniversario (nació el 14 de Marzo de 1879) y frente al acoso de fotógrafos y reporteros gritó varias veces “¡Basta ya!” y, finalmente, sacó la lengua con la intención de “estropear” las fotos. Como todos sabemos y sino supondremos, el resultado fue justamente el contrario y la foto que consiguió tomar Sasse se convirtió en un icono y probablemente en la foto más famosa de Albert Einstein. Lejos quizás de lo que el genio hubiese deseado, por eso siempre hay que tener cuidado con nuestras acciones, principalmente si somos famosos y foco de la atención de casi todo el mundo (lo cual, lamentablemente, no es mi caso :) ), nunca se sabe como pasaremos a la eternidad.

Y para finalizar les dejo una gran frase de Einstein que, creo yo, combina con la historia:

“Sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy seguro de lo primero.”

Popularity: 13% [?]

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • Tres Barcos, Una Historia

    Sin dudas todos conocemos la historia del Titanic, ya sea porque no la han contado, la hemos leído en algún lado o hemos visto la película que protagonizan Leonardo Di Caprio y Kate Winslet. Sin embargo, aunque parece una historia aislada y que no tenia posibilidad de repetirse existen dos casos en los que las coincidencias y/o parecidos abruman

  • La Historia de la Guerra Anglo-Estadounidense:

    La Guerra que podría haber evitado un teléfono Como ya exprese en la historia de la Oreja de Jenkins, la guerra siempre ha sido una lacra que acompaña a la sociedad humana desde sus principios, y aún no se ve próximo el día en que la sociedad pueda librarse definitiva de ella. Pero pese a [...]

  • Una Historia de Navidad – Parte IV:

    La Navidad en la Actualidad Aparte del origen cristiano de la Navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la popularidad de esta celebración y a la mercadotecnia. Es desde el siglo XIX cuando la Navidad empieza a afianzarse con el carácter que [...]

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse