Entradas con la etiqueta ‘Etimologías’

El icono de La Trinidad del Antiguo Testamento. Galería Tretiakov de Moscú.

El icono de La Trinidad del Antiguo Testamento. Galería Tretiakov de Moscú.

Todos sabemos o supones saber a que nos referimos cuando hablamos de discusiones bizantinas. Vamos, digo que cuando hablamos de discusiones bizantinas nos estamos refierendo a aquellas discusiones por demás extensas, aquellas que incitan indefinidamente a sus participantes en largas peroratas sin sentido, o con muy poco.

Esas discusiones que jamás alcanzan una resolución fehaciente y concreta, sino que alcanzan un grado de incomprobables o simplemente indefinibles para uno de los bando. Esas discusiones que no tiene sentido siquiera empezarlas, porque se discuten temas intrascendentes y sabemos que no tendrá un resultado.

Pero, ¿Por qué este tipo de discusiones reciben el nombre de Bizantinas?. Pues, al igual que este tipo de discusiones, su historia es bastante larga. Fácil es, sin embargo, denotar que su lugar de origen es el antiguo Imperio Bizantino, que sobrevivo desde el 330 hasta el 1453 d.c.

Pero… ¿Sobre que temas discutían los bizantinos que llevaron a la que se acuñara este término? Pues, aquí sería el momento en el que viene la parte larga de la historia; sin embargo tratare de mantenerme en el eje de la historia y presentar este tema de la forma más simple posible.

Básicamente, podemos decir que las discusiones bizantinas originales no eran otra cosa que disputas religiosas. Ya desde época de Constantino, el imperio romano oriental, en que el cristianismo era mucho más fuerte que en el occidental, estuvo presidido por arduas y a veces violentas disputas. Los cristianos estaban divididos en numerosas sectas, cada una de las cuales difería en puntos de la creencia. Detrás de todo ello también subyacían fuertes disputas de poder, pero no nos centraremos en este punto.

Ícono bizantino de San Miguel Arcángel que se encuentra en el Monasterio de Santa Catalina en Sinai.

Ícono bizantino de San Miguel Arcángel que se encuentra en el Monasterio de Santa Catalina en Sinai.

Dentro de los tópicos en los que estas discusiones se centraban eran variados, pero entre ellos el más central de todos era el de la naturaleza de Jesucristo. Unos decían que Jesucristo era Dios e hijo de Dios, otros que era un enviado de Dios, unos reconocían una tercera entidad llamada “Espíritu Santo”, otros decían que Cristo tenía dos naturalezas, otros que sólo una, ya sólo divina, ya sólo humana…etc., etc. Como verán, dentro del mismo tópico, los puntos en discordia eran realmente amplios. Tales disputas resquebrajaban el orden social, ya que las luchas no solo se daban en el ámbito religioso, puesto que también alcanzaban a todas las esferas sociales. Tal es así que originaron una fuerte intervención de los emperadores para convocar Concilios, con objeto de poner acuerdo. El objetivo de estos era el de unificar el dogma, pero todos concluyeron sin lograrlo. Los concilios duraban años y años de infinitas discusiones.

Es así que hasta el S. XV, ya mucho después de la ruptura entre la Iglesia Oriental y Occidental (Cisma entre ortodoxos y católicos), los patriarcas y emperadores de Oriente seguían sumidos en interminables discusiones religiosas. Sus temas favoritos eran estos:

  • Sobre si Cristo era Dios o sólo su profeta o mesías: tal enfrentamiento fue violento y generó mucha sangre y hasta asesinatos, especialmente en el S. IV, incluso entre miembros de la familia imperial. Resurgió con fuerza en el siglo V y en parte en el VII. Tal disputa ha dado lugar a la expresión popular “Se armó la de Dios es Cristo”, para referirse a la reyerta más violenta que uno pueda imaginar.
  • La llamada “cuestión filioque” que todavía no se ha resuelto entre la iglesia católica y la ortodoxa.
  • Sobre el sexo de los ángeles. El cristianismo empezó a representar a los ángeles, mensajeros del amor divino, imitando las figuras aladas del Eros o Cupido clásico, pero los cubrió de amplias túnicas que velaban su cuerpo dejando su rostro angelical. Hasta las verduleras discutían incansablemente sobre si los ángeles eran espíritus masculinos o femeninos, o incluso hermafrodita. De ahí conservamos la frase “Discutir o hablar del sexo de los ángeles”, para referirnos a conversaciones sobre asuntos absurdos desligados de cualquier interés real.
  • Otros temas favoritos, también eran: dónde van los niños que fallecen sin bautizar, sin son inocentes, o si Jesucristo se reía.

Existe, finalmente, una leyenda popular jocosa, seguramente exagerada, que dice que cuando los turcos entraron en Constantinopla e irrumpieron en el palacio imperial, encontraron al emperador y su círculo familiar y de teólogos, obsesionados como siempre, discutiendo sobre teoremas religiosos sin inmutarse, mientras los enemigos les arrebataban todo lo suyo y ocupaban la ciudad.

Fuentes: Sitio Etimologias de Chile

Blog Curistoria

 

Popularity: 1% [?]

Si usted acaba de entrar por primera vez en este blog o es relativamente reciente en su presencia por estos lares seguro dudara de mi cordura, pensara que ya me vuelto loco y que la presión pudo finalmente conmigo y he perdido el poco juicio mental que me quedaba. Sin embargo, si ya lleva un tiempo aquí, seguramente recordara una entrada parecida, en la cual el titulo parecía haber sido formado por letras agrupadas de manera incongruente y luego vimos que si tenían un sentido. Pues, nuevamente, las letras del título si tienen sentido.

Antes que nada,  me gustaría dedicarle esta entrada al amigo Miguel Ángel, de la maravillosa bitácora denominada “Memoria Residual”. Yayo, te dedico esta entrada, puesto que sé que su tema te encantara, ya que en esta ocasión, la agrupación aparentemente incongruente no denomina una comida (como la vez anterior), sino que se trata del exótico nombre de un pueblo… un pequeño pueblo de la isla de Anglesey, en Gales… Esos que tanto te gusta descubrir ;) . Veamos entonces de que se trata:

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es el nombre de un pueblo de la isla de Anglesey, en Gales; a menudo abreviado Llanfair PG o Llanfairpwllgwyngyll, es el topónimo más largo del Reino Unido y el tercero más largo del mundo. Pero ¿Qué significa?

Pues, en galés, el nombre del pueblo significa «La iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco, cerca de un torbellino rápido; y la iglesia de San Tisilo, cerca de la gruta roja». Vaya nombre ¿Cierto?… Pero, como llega una pequeña ciudad del norte de Gales a tener un nombre como este.

Pues todo sucede en los años de 1860. El consejo del pueblo deseaba obtener el privilegio de tener el nombre más largo de una estación ferroviaria en Gran Bretaña y pues… no se le ocurrió mejor idea que llamar a su pueblito Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch, consiguiendo así, sin dudas alguna, su objetivo:

Cartel de la estación del pueblo.

Cartel de la estación del pueblo.

Pero otra duda debe asaltar su cabeza, así como asalto la mía en su momento: ¿Todo ese conjunto de letras, puede pronunciarse de alguna manera? Pues sí, pero para ello, el interlocutor debe de poder hablar en AFI (aquí más info sobre este). En AFI, el nombre completo del pueblo se pronuncia como sigue:

[ˌɬan.vair.puɬ.ˌɡwɪ̈n.ɡɪ̈ɬ.ɡo.ˌɡer.ə.ˌχwərn.ˌdrob.uɬ.ˌɬan.tɪ̈s.ˌil.jo.ˌɡo.ɡo.ˈɡoːχ], o bien [ɪ] en lugar de [ɪ̈] y [pʊɬ, drob.ʊɬ] en lugar de [puɬ, drob.uɬ].

Es casi obvio que ninguno de nosotros ha logrado pronunciar siquiera el inicio del nombre, pero no se desanimen, si saben ingles también pueden pronunciar el nombre, aunque, claro está, no es lo mismo en cuanto a la perfección lingüística, pero funcionaria, al menos, para sacar el pasaje de tren en caso de querer visitar la ciudad. En el idioma anglosajón, el nombre se pronunciaría así:

Llan-vire-pooll-guin-gill-go-ger-u-queern-drob-ooll-llandus-ilio-gogo-goch.

Finalmente, también pueden traducirlo al español, aunque de una manera muy imperfecta. La pronunciación puede aproximarse en español como:

Hlan-vair-puhl-güin-guihl-go-gue-ra-juern-drob-uhl-hlan-ti-si-lio-go-go-goj

Aquí, el grupo hl representa una consonante inexistente en español: la consonante fricativa lateral alveolar sorda, que se representa en galés como ll y en el AFI como [ɬ].

No hace falta decir que el pequeño pueblo es un destino turístico muy visitado. Los turistas suelen fotografiarse junto al cartel que indica el nombre de la ciudad, o el de hacer sellar el pasaporte en el ayuntamiento local.

Así que, ya saben, si quieren visitar algún pueblo cuyo nombre no puedan pronunciar, solo deben sacar boleto para el próximo trasporte hacia Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch.

Fuente: Wikipedia

Pd) Aviso: Por diferentes motivos, no contare con un proveedor de internet propio en las próximas semanas. Como consecuencia de esto, mis visitas a este sitio, al igual que la aparición de entradas en esta bitácora se verán reducidas ampliamente. Sin embargo me daré una vuelta cada vez que pueda acceder a algún ordenador con conexión a internet. Saludo!! Y espero que sepan disculpar

Popularity: 3% [?]

Sin duda hemos oído en innumerables situaciones esta expresión. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, ” dar gato por liebre ” consiste en ” engañar en la calidad de una cosa por medio de otra inferior que se le asemeja”. Vamos, timar a alguien dando algo de menor valor en nombre de algo mucho más valioso. Pero ¿De dónde viene esta expresión?

Pues, el origen de esta frase está en la reconocida mala fama que tenían las antiguas posadas, mesones y tabernas respecto de la calidad de sus comidas. Vamos, la literatura universal está llena de alusiones, muchas de ellas irónicas, acerca del valor de los alimentos ofrecidos en ellas. Pero el principal rumor de la época, era el que aseguraba que muchos taberneros solían servir a sus clientes carne de gato, en lugar de conejo, cabrito o cordero como se anunciaba y por la que se pagaba.

Esta costumbre era tan normal que pronto se acuño la frase “dar gato por liebre” para designar todo tipo de fraude o engaño de este género.

Gato X Liebre

Así es, los viajeros que en los siglos XVI al XVIII frecuentaban los mesones, temían que la carne que les servían no se correspondiera con la del animal que se pagaba y utilizaban una fórmula entre mágica y bromista para comprobar este punto. Se trataba de un “conjuro” o “ritual” que, ante tanta desconfianza, comenzaron a practicar los comensales de estos lugares.

Previo a la degustación, los sujetos se paraban frente a la carne recién asada, recitaban el siguiente “sortilegio”:

 “Si eres cabrito, mantente frito; Si eres gato, salta al plato.”

Luego de esto, se separaban algún tanto de la mesa, dando espacio para que, si algo saltaba realmente del plato, pudiera escaparse. Luego de algunos minutos sin que nada se moviese en su comida, los viajeros volvían a sentarse en la mesa y comenzaban a degustar su comida, seguros de que era aquello por lo que habían pagado.

Fuentes: Blog “1 de 3”

Sitio Las Frases Para Hoy

Blog Dichos Explicados

Imagen Vía 1   Vía 2

Popularity: 4% [?]

Ya llega fin de año, es el momento en el que todos queremos tomarnos un descanso del agotamiento y el estrés acumulado durante el año. Sin embargo, contrario a esto, para mí el fin de año representa mi momento de mayor lucidez, puesto que es cuando más tiempo libre y energías tengo. Es por eso que hoy, a un día de festejar el comienzo de un nuevo año, yo sigo escribiendo entradas. Y en ese sentido les traigo hoy la historia de una expresión utilizada muy comúnmente: El Oro y el Moro.

Entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el rey musulmán Boabdil a la reina Isabel I de Castilla.

Entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el rey musulmán Boabdil a la reina Isabel I de Castilla.

El Oro y el Moro es una locución bastante difundida en nuestro lenguaje coloquial y, por lo general, se la usa para ponderar el precio y el aprecio (a veces, bastante exagerado) de una cosa o persona. Y su origen se encuentra en un hecho de armas protagonizado por un grupo de caballeros jerezanos durante las guerras de la Reconquista.

Plantemos primero el escenario. Nos encontramos en las Guerras de Reconquista. Es la España del siglo XV y estamos en los tiempos de Juan II.

Corre el año el año 1426. Y los caballeros de Jerez llevan adelante una redada, en la cual apresan alrededor de 40 moros, entre los que se encontraban al alcaide de Ronda llamado Abdalá y a su sobrino Hamet.

Pronto comenzaron las negociaciones y el alcaide obtuvo muy pronto su rescate, mediante el pago de una fuerte suma de dinero. Pero no así los demás -ni siquiera su sobrino Hamet-, pese incluso a los enérgicos requerimientos del propio rey Juan II de Castilla.

Sepulcro de Juan II, esculpido por Gil de Siloé. (Cartuja de Miraflores).

Sepulcro de Juan II, esculpido por Gil de Siloé. (Cartuja de Miraflores).

El caso es que, los caballeros -y particularmente, la esposa de uno de ellos, supuestamente llamado Fernández de Valdespino – exigían la entrega de cien doblas (monedas castellanas de oro) por la liberación de los cautivo. Esta exigencia la explicaban en el hecho de lo que ellos había gastado en la guarda y mantenimiento de los moros en cautiverio.

El forcejeo duro un buen tiempo, y como nadie se ponía de acuerdo, Juan II se vio obligado a interceder en él. De esta forma, ordeno que Hamet fuera conducido a la corte, y que se quedara allí hasta que se decidiera su suerte.

De toda esta situación es que surgiría el dicho. Debido a lo largo y tendido que se habló en esta situación, es probable que el pueblo andaluz se dijese que el rey quería el oro y el moro. No tardó en acuñar la frase quedarse con el oro y el moro, aplicada a la aparente intención negociadora (en su favor) del rey de quedarse con ambos “tesoros”.

Popularity: 5% [?]

Tal y como le había prometido a la profe en otro comentario, aquí va la entrada destinada a aclarar las diferencias entre Giacomo Casanova y Don Juan.

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Giacomo Casanova y Don Juan ¿Son el mismo estereotipo? Pues no, según muchos estudiosos del tema, los dos personajes, ambos famosos por sus conquistas amorosas, distan mucho de ser parecidos. Es más, son tratados incluso como modelos contradictorios.

Verán, la cosas es así. Cuando hablamos de Casanova, nos referimos a un “libertino que respetaba profundamente a las mujeres”, tal como lo describe Félix de Azúa, estudioso de la vida del burgués veneciano. Por su parte, Don Juan es un conquistador, con todo sentido de la palabra, las mujeres son presas para él, presas que debe conquistar.

Así los enfrenta Azúa, y nos dice que: “Allí donde el aristócrata sevillano [Don Juan], infectado por la teología, se muestra vengativo, psicópata, misógino y engañador, en ese mismo lugar luce el burgués veneciano [Giacomo Casanova] cómplice de las mujeres, su secuaz y su salvador en más de una ocasión”.

Haidea encuentra a Don Juan, de Ford Madox Brown

Haidea encuentra a Don Juan, de Ford Madox Brown

Por su parte, la escritora Lourdes Ventura, autora de ensayos como “La tiranía de la belleza” o “La mujer placer”, sostiene que: “Casanova busca mujeres con las que pueda compartir sus expansiones eróticas. Don Juan parte del rechazo inicial, considera que no son iguales en el ámbito amoroso y está convencido de que sólo se las puede conquistar mediante un acto de poder”.

Félix de Azúa profundiza aún más y nos dice: “Para Don Juan, la conquista es un reto y sus conquistas, una vez logradas, dejan de interesarle. Para Casanova la seducción es un teatro, un baile de idas y venidas en el que hay dos contendientes. Don Juan es un acomplejado que necesita demostrar al mundo que puede humillar a una mujer mediante su conquista y abandono; Casanova un hedonista que comparte sus juegos de placer”.

Y finalmente llega aún más lejos cuando se pregunta si realmente “¿Sedujo Casanova a las mujeres?” o si bien fue al contrario, y el burgués veneciano era quien se dejaba seducir, aceptando de buen grado las ocasiones que se le presentaban y, eso sí, “adivinando muchas más de las que un ciudadano vulgar es capaz de intuir… o aceptar”.

Espero haber podido expresarme bien, haber dejado en claro que, Casanova y Don Juan, no son lo mismo.

Fuentes de toda la saga:

Wikipedia: Articulo de Casanova

Blog Algun Día, En Alguna Parte

Blog El Conventillo de la Museologa

Pd) Gracias al aporte de Dlt note que se me habia escapado un dato, les dejo su comentario para que lo tenga:

“A la diferencia entre el conquistador acomplejado y el libertino, aventurero y estafador hay que unir otra diferencia fundamental. La de su realidad: Casanova, sabemos lo que fue, porque nos lo cuenta la historia; don Juan imaginamos lo que hizo y cómo lo hizo gracias a la literatura.”

Gracias Dlt!!!

Popularity: 4% [?]

La última vez nos quedábamos con Giacomo comenzando un nuevo viaje por toda Europa y con la invención de un alter ego: Chevalier de Seingalt.

Retrato de Giovanni Casanova

Retrato de Giovanni Casanova

No paso mucho tiempo de comenzado su nuevo viaje antes de que apareciera por la ciudad de Zúrich, lugar en el que, aunque parezca extraño, se enclaustra en una abadía. No pasa mucho para que reciba, en Roma, una condecoración del Papa Clemente XIII. Además, dejara embelesado a Federico II, el Grande de Prusia, quien le ofrecerá el mando de los cadetes de su ejército. Incluso llego a conocer a Catalina, La Grande, esto en la ciudad de San Petersburgo.

España no se quedaría fuera de su recorrido. Allí, en Madrid más precisamente, se involucraría en un proyecto, probablemente plan suyo, para lograr la colonización de Sierra Morena que incluía a suizos y alemanes como futuros residente de dicho sitio. En su estadía en el país Ibérico compondría un libreto de ópera, en Aranjuez. Y las mujeres españolas tampoco escaparon a sus encantos: Casanova mantendría una aventura con las españolas doña Ignacia y Nina, esta ultima la amante oficial del influyente virrey de Barcelona, el conde de Ricla. Esto lo llevaría a acabar encarcelado en dos ocasiones en su visita a los hispanos: La primera, en el Buen Retiro tras ser denunciado por posesión de armas – en la cual intervendría a su favor el Conde de Aranda –, y la otra, por liarse con Nina, motivo por el cual pasaría 42 días encerrado en 1768.

Cuadro de Giacomo Casanova realizado por Anton Raphael Mengs

Cuadro de Giacomo Casanova realizado por Anton Raphael Mengs

Libre de las cárceles españolas visitaría Italia, más precisamente Napoles, con el objetivo de ver en que andaba una de las hijas que tuvo entre tantas relaciones: Leonilda. Con ella mantendría relaciones incestuosas, a pedido del marido de Leonilda (quien desconocía de la paternidad de Giacomo respecto de su mujer). Al mismo tiempo tendrá ciertos affaires con una de las doncellas y con Lucrezia (la madre de su hija).

En 1771 se decide por escribir un libro, además traducirá La Ilíada de Homero. Y de nuevo a Venecia, allá por 1774, no sin antes cumplir a favor de la ciudad, probablemente como espía internacional, para poder volver a entrar. Pero nuevamente la perdición, esta vez por vengarse de la acusación de unas deudas. El beneficiario de estas supuestas deudas era un noble llamado Carlo Grimani, y la venganza de Casanova fue algo singular: consistió en publicar una novela en donde decía que Carlo era hijo ilegítimo. De nuevo el destino lo invita al exilio en 1783.

Cuadro de Casanova en 1788

Cuadro de Casanova en 1788

Otra vez un tour por toda Europa. En esta nueva andanza partirá de Viena (el primer lugar al que lo lleva su exilio) para luego recorrer Bolzano, Augsburgo, Aquisgrán, Spa, Paris, de nuevo Viena, Dresde, Berlín y Praga. En este último sitio se encuentra nada menos que con Wolfgang Amadeus Mozart, que casualmente está componiendo su ópera Don Giovanni. Se dice, incluso, que esta compositor está inspirada un poco en los romances que Casanova le conto al compositor alemán en Viena.

En 1785 entraba amistad con el conde Waldstein, aficionado a la masonería, igual que Casanova. El conde le ofrecerá a Giacomo hacerse cargo de la biblioteca que posee en Dux, Bohemia. Casanova acepta, pero en su estadía no llega a ser feliz y como terapia a su tristeza comenzara a escribir las memorias de su vida. Respecto de su escritura nos dice:

“Al acordarme de los placeres que he experimentado, los revivo y gozo con ellos por segunda vez, y me río de las penas que ya he sufrido y que ya no siento…”.

No llegó a terminar sus memorias. Muere en 1798 con 73 años. Hasta entonces solo había logrado relatar solo 46 años de aventuras amorosas y demás avatares. En el prólogo de su obra nos dice:

«Comienzo declarando al lector que, en todo cuanto he hecho en el curso de mi vida, bueno o malo, estoy seguro de haber merecido elogios y censuras, y que, por tanto, debo creerme libre.»

Y así, libre de todo, termino su vida, durante la cual su ocupación principal fue siempre “cultivar el goce de los sentidos”. Las aventuras amorosas, que se iniciaron en la adolescencia, y fueron serpenteando un camino en el que, como hemos visto, aconteció de todo.

Pd) Esta última parte de la vida de Giacomo se me ha hecho demasiado larga para mi gusto. Por lo que dejare para mañana la dilucidación prometida a Profedegriego de las diferencias entre Don Juan y Casanova.

Popularity: 5% [?]

Seguimos hoy con las aventuras de Giacomo Casanova. Nos quedamos la última vez luego de su primer viaje, con su vuelta a Venecia.

Retrato de Giacomo Casanova

Retrato de Giacomo Casanova

Una vez de vuelta en su ciudad natal, Giacomo se ofrecerá, gracias a su cultura, para ser médico de un patricio veneciano, cuyo nombre era Matteo Bragadin. Por sus conocimientos, Casanova logro curar al patricio de un reciente infarto. A cambio de su curación, Bragadin le otorgara una gran suma de dinero a Giacomo, así como también lo introducirá en la magia y la cábala.

Como consecuencia de este nuevo aprendizaje será objeto de persecución de la inquisición; ya que llegara a oídos de algunos de sus miembros la posesión de ciertos libros prohibidos en poder de Casanova. Giacomo se verá entonces obligado a huir de Venecia.

De esta manera, embarcado en esta nueva aventura, Giacomo recorrerá, entre 1749 y 1752, las ciudades italianas de Milán, Cremona, Cesena, Parma, de nuevo Milán y Génova, en ese orden; así como las ciudades francesas de Lyon, París y Dresde. Nuevamente continuaría con sus galanterías. Pero entre todas estas nuevas conquistas hubo una qué destacaría por sobre todas las demás, aquella que el mismo Casanova reconocería como el gran amor de su vida, aquella a la que en su obra decidió llamar Henriette.

Henriette era una mujer con cierto misterio, que caló hondo en nuestro seductor empedernido. Por ella Giacomo llegó a convertirse –por poco tiempo– en un beato, y que fue la única de quien quemó sus cartas. Estuvieron juntos solo nueve meses, sin embargo, a pesar de que se separaron luego de tan corto tiempo (aunque bastante largo para la vida de Giacomo), ella siempre tuvo presente a Casanova y en varias ocasiones mandó que lo cuidaran cuando estaba enfermo.

Cuadro de Leroux Augustus: Giovanni Giacomo Casanova, Caballero de Seingalt, con Henriette en Reggio

Cuadro de Leroux Augustus: Giovanni Giacomo Casanova, Caballero de Seingalt, con Henriette en Reggio

En 1753 vuelve nuevamente a Venecia, y dos años después es arrestado y encarcelado en los Piombo, o prisión de los “Plomos”. Su estadía en dicho recinto carcelario no duraría demasiado: Increíblemente escapa poco tiempo después, acompañado de un monje que conocerá en prisión. Luego de tan magna fuga volverá a exiliarse. Esta vez por 18 largos años.
Esta vez se embarcaría a París, donde llegaría a codearse con Luis XV y Madame de Pompadour, al igual que con su corte. Incluso se le atribuye durante dicha estadía, la creación de la Lotería Estatal Francesa entre 1756 y 1757, además de realizar diversas misiones secretas y visitar a Voltaire, con quien no llegó a tener una amistad por diferencias de pensamiento político. Sin embargo, no desaparecían sus ajetreos. Casanova realizaría por aquellos años un fraude en un negocio textil, falsificación de letras de cambio, y de nuevo a huir y vagabundear por Europa.

Pocos son los relatos que se conservan de él. Sin embargo, nos encontramos que por estos tiempos, un agente de la inquisición veneciana lo retratara como alguien que:

 “Va y viene a todas partes, con una cara franca y la cabeza en alto, bien vestido… Es un hombre de unos 40 años como máximo, buen mozo de aspecto saludable y vigoroso, de piel muy morena y ojos vivaces. Lleva una peluca corta de color castaño. Por lo que me han contado, tiene un carácter descarado y despectivo; pero, sobre todo, tiene mucha labia y, por consiguiente, es ingenioso he instruido…”.

Por aquel entonces, se inventara un alter ego, con título nobiliario y todo, pasando a llamarse Chevalier de Seingalt.

Pero hasta aquí por ahora… Pronto la siguiente parte

Popularity: 5% [?]

Por esas casualidades de la vida, últimamente me encontrado hablando mucho por aquí de franceses singulares y del origen de algunas frases o expresiones. En ese sentido seguiremos  hoy seguiremos un poco por ese sendero. Ya que, aunque no hablare de un francés, sino de un veneciano, este personaje es muy singular, ha dado origen a una expresión cotidiana y tiene una particularidad que suele atribuírsele a los franceses: El arte de la seducción y el romanticismo. Me refiero a que hablare hoy de Giacomo Casanova.

Retrato de Casanova hecho por Alessandro Longhi

Retrato de Casanova hecho por Alessandro Longhi

En un breve resumen acerca de su vida podemos decir de este seductor que fue un famoso aventurero, escritor, diplomático y agente secreto veneciano. Despilfarrador, viajero y, por encima de todo, libertino. Pero también gran erudito y filósofo. Sin embargo, se lo conoce, sobre todo, por sus conquistas amorosa. En su obra biográfica, “Histoire de ma vie” (escrita en francés por la difusión de dicho idioma en toda Europa para aquella época), Giacomo describe con máxima precisión y franqueza sus aventuras, sus viajes y sus innumerables encuentros galantes, así como también sus desventuras amorosas. En total, relata en dicha obra unas 132 conquistas a mujeres de toda clase y condición, aunque se dice que fueron muchas más.

El mismo escribe al respecto de sus peripecias, en el prefacio a sus “Memorias’”, que “A pesar de un fondo de excelente moral, fruto obligado de los divinos principios arraigados en mi alma, he sido, durante toda mi vida, víctima de mis sentidos. Me he complacido en descarriarme…”

“Historia de mi Vida” se trata, sin embargo, de un relato de estilo realista sobre su vida, en el cual, sus aventuras con diversas mujeres son mostradas de manera elegante, lo que llevo a que forjara con él, popularmente y a través del tiempo, el prototipo de amante y aventurero. Su apellido se convirtió en prototipo del amante. Sin embargo su vida fue mucho más vasta y singular.

Pero comencemos con el principio. Giacomo Girolamo Casanova nacería en Venecia (por aquel entonces una Republica hecha y derecha con total independencia), un 2 de Abril de 1725. Fue hijo de comediantes. Su madre fue Zaretta Farussi y su padre Gaetano Casanova. Este último moriría cuando Giacomo tenía solo 8 años.

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750-1755)

Tuvo otros 4 hermanos. Y sus padres nunca desearon que ninguno de ellos fuese actor. Por este motivo, Giacomo recibiría desde muy pequeño la educación eclesiástica impartida por el abad Gozzi. Aun adolecente, mostraría su habilidad intelectual, traduciendo un pentámetro latino y realizando, cuatro años después, un par de tesis (una sobre Derecho Civil y otra sobre Derecho canónico).

Sería también protegido del senador de Venecia Malipiero. Bajo su tutela aprendería filosofía y ciencia. Aunque esta relación no duraría mucho tiempo, ya que desaparecería luego de que Casanova tuvo un lío con la favorita del senador, una cantante llamada Teresa.

Para entonces, Giacomo solo cuenta con unos exiguos 21 años. Será por esta desventura con Teresa, que su madre se lo llevara a Roma, para que entre al servicio del Cardenal Acquaviva. Adopta entonces la condición de fraile, aunque esto no le impedirá seguir con sus escarceos amorosos. A partir de este momento comenzaran también sus grandes viajes y aventuras.

En esta primera vuelta, Casanova visitara Corfú y Constantinopla. Volviendo luego a Venecia, donde se convierte en violinista; profesión que no le duraría demasiado, ya que pronto lo cansaría. Sin importar por donde fuera, sus affaires son continuos.

Pero hasta aquí por ahora… Pronto la siguiente parte.

Popularity: 5% [?]

Hace algunos días, escribía yo la historia de un sujeto muy singular, un rey republicano. Sobre el final de la primera entrada de aquella trilogía (Aquí las partes I, II y III) mencionaba como al pasar una frase utilizada con cierta frecuencia. Dicha frase es, obviamente, la que encabeza esta entrada y usualmente se usa en modo de reproche, para reprobar el comportamiento de alguien que, sin despedida ni saludo alguno, se retira de una reunión; o, por extensión, cuando alguien deja algún trabajo u obligación sin acabar y sin dar explicaciones.

Pero, como siempre, el origen de la frese y su historia son bastante diferentes de la connotación que se le da actualmente, además de ser algo curiosa, y es por eso que he decidido aprovechar su mención “reciente” por aquí para dedicarle una entrada.

despedirse-a-la-francesa

Los orígenes de “Marcharse a la francesa” parten alrededor del siglo XVII. Sucede que por aquellos años, y en algún momento entre los reinados de Luis XII y su primogénito Luis XIV (probablemente en los tiempos de este último),  se puso de moda entre las altas esferas francesas, la costumbre de despedirse de reuniones o fiestas sin avisar.

Dicha costumbre conto con un asombros éxito entre las clases nobles y burguesas, tal es así que llegó a convertirse en un hábito muy singular e ineludible y si uno quería mostrar cortesía a los anfitriones de la fiesta. Si, leyeron bien, este hábito tuvo tal aceptación que llegó a tal punto que se tenía por un rasgo de grosería el despedirse al marcharse de algún lugar.

Sin embargo, no se resistía, por ejemplo, que la persona que abandonaba la fiesta, mirara el reloj de la casa con signo de impaciencia y diera a entender que no tenía más remedio que irse, pero de ninguna manera se veía con buenos ojos que el asistente saludase antes de ausentarse.

En Francia esta costumbre tomo el nombre de “Sans Adieu” (es decir, sin adiós) y comenzó a considerarse como un intento de hacer presente que se había disfrutado tanto con la velada, que uno no se había ido realmente. Otros opinan, sin embargo, que el origen de este comportamiento estaba ligado al hecho de que despedirse era algo grosero que daba a entender que uno no tenía intención de volver. Aunque también puede deberse al hecho de que se tomara la costumbre de volver a las reuniones al cabo de un rato, tras realizar algún menester (las veladas del “Rey Sol” solían ser interminables).

Despedirse a la Francesa 2

De cualquier forma, este hábito no fue tan bien recibido en los países vecinos, donde el descontento quedó marcado con un claro significado negativo. Tal es así que en español solemos decir “Marcharse [o despedirse] a la francesa”, en el inglés se usa “to take a French leave” para referirse a esta curiosa costumbre y en Alemania “sich auf Französisch empfehlen” con igual sentido peyorativo.

Incluso, con el tiempo, la connotación negativa de la expresión paso también al francés, pero desde que la expresión comenzara a tomar un significado despectivo la cambiaron un poco y utilizan “filer à l’anglaise”, es decir, “despedirse a la inglesa”, seguramente para quitarse mala fama. Es más aun, hoy en día han cambiado por completo sus costumbres ¡Y se besan cuatro veces para despedirse!

Y ahora sí, sin más que decir, me retiro de esta bitácora por hoy sin previo aviso ni saludos, o mejor dicho me “Marcho a la francesa” ;) .

Fuentes:

Blog Blogodisea

Blog Soy Leyenda:

Sitio La Frase de Hoy

Pd) El Sabado proximo comenzare con el primer Concurso del Premio “Saber Una Historia”. Recuerden que los comentarios deberan dejarse en la entrada que correspondera al premio.

Popularity: 5% [?]

Supongo que todos conocen el dicho que encabeza la entrada. Pero si no es así (como era mi caso hasta hace relativamente poco) les diré que es un dicho muy usado en ciertos lugares, y según nos explica el gran “Diccionario de la Real Academia Española (RAE)”, es empleada al conocer que una cosa toca a su término o al oír o ver algo muy absurdo, disparatado o escandaloso, de este modo abandonando un problema insoluble. Hoy su historia. Leer el resto de esta entrada »

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • La datación del año en Occidente – Parte III: Nacen Las Semanas

    Hablaremos esta vez de como se originaron las semanas, en que dia comienza, porque y la historia del “Fin de Semana”

  • A Aprender Español

    Como buen hijo y esposo de españolas, Luis XIV (también conocido como el “Rey Sol”) era un admirador de la lengua y la literatura hispana. Tal es así que, en cierta ocasión, se dirigió a uno de sus cortesanos y le preguntó si hablaba español.

  • Muertes Con Carisma – Pequeño Catalogo de Suicidios Extravagantes

    Seguramente recordaran ustedes la historia de la muerte del escritor japones Yukio Mishima y de su supuesto amante Masatukatsu Morita. En aquella historia quedo en claro que, en el tema del suicidio, los japoneses, con su tradicional método de Seppuku, son muy dados a la espectacularidad. Sin embargo no son los únicos capaces de crear [...]

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse