Entradas con la etiqueta ‘Frases’

El icono de La Trinidad del Antiguo Testamento. Galería Tretiakov de Moscú.

El icono de La Trinidad del Antiguo Testamento. Galería Tretiakov de Moscú.

Todos sabemos o supones saber a que nos referimos cuando hablamos de discusiones bizantinas. Vamos, digo que cuando hablamos de discusiones bizantinas nos estamos refierendo a aquellas discusiones por demás extensas, aquellas que incitan indefinidamente a sus participantes en largas peroratas sin sentido, o con muy poco.

Esas discusiones que jamás alcanzan una resolución fehaciente y concreta, sino que alcanzan un grado de incomprobables o simplemente indefinibles para uno de los bando. Esas discusiones que no tiene sentido siquiera empezarlas, porque se discuten temas intrascendentes y sabemos que no tendrá un resultado.

Pero, ¿Por qué este tipo de discusiones reciben el nombre de Bizantinas?. Pues, al igual que este tipo de discusiones, su historia es bastante larga. Fácil es, sin embargo, denotar que su lugar de origen es el antiguo Imperio Bizantino, que sobrevivo desde el 330 hasta el 1453 d.c.

Pero… ¿Sobre que temas discutían los bizantinos que llevaron a la que se acuñara este término? Pues, aquí sería el momento en el que viene la parte larga de la historia; sin embargo tratare de mantenerme en el eje de la historia y presentar este tema de la forma más simple posible.

Básicamente, podemos decir que las discusiones bizantinas originales no eran otra cosa que disputas religiosas. Ya desde época de Constantino, el imperio romano oriental, en que el cristianismo era mucho más fuerte que en el occidental, estuvo presidido por arduas y a veces violentas disputas. Los cristianos estaban divididos en numerosas sectas, cada una de las cuales difería en puntos de la creencia. Detrás de todo ello también subyacían fuertes disputas de poder, pero no nos centraremos en este punto.

Ícono bizantino de San Miguel Arcángel que se encuentra en el Monasterio de Santa Catalina en Sinai.

Ícono bizantino de San Miguel Arcángel que se encuentra en el Monasterio de Santa Catalina en Sinai.

Dentro de los tópicos en los que estas discusiones se centraban eran variados, pero entre ellos el más central de todos era el de la naturaleza de Jesucristo. Unos decían que Jesucristo era Dios e hijo de Dios, otros que era un enviado de Dios, unos reconocían una tercera entidad llamada “Espíritu Santo”, otros decían que Cristo tenía dos naturalezas, otros que sólo una, ya sólo divina, ya sólo humana…etc., etc. Como verán, dentro del mismo tópico, los puntos en discordia eran realmente amplios. Tales disputas resquebrajaban el orden social, ya que las luchas no solo se daban en el ámbito religioso, puesto que también alcanzaban a todas las esferas sociales. Tal es así que originaron una fuerte intervención de los emperadores para convocar Concilios, con objeto de poner acuerdo. El objetivo de estos era el de unificar el dogma, pero todos concluyeron sin lograrlo. Los concilios duraban años y años de infinitas discusiones.

Es así que hasta el S. XV, ya mucho después de la ruptura entre la Iglesia Oriental y Occidental (Cisma entre ortodoxos y católicos), los patriarcas y emperadores de Oriente seguían sumidos en interminables discusiones religiosas. Sus temas favoritos eran estos:

  • Sobre si Cristo era Dios o sólo su profeta o mesías: tal enfrentamiento fue violento y generó mucha sangre y hasta asesinatos, especialmente en el S. IV, incluso entre miembros de la familia imperial. Resurgió con fuerza en el siglo V y en parte en el VII. Tal disputa ha dado lugar a la expresión popular “Se armó la de Dios es Cristo”, para referirse a la reyerta más violenta que uno pueda imaginar.
  • La llamada “cuestión filioque” que todavía no se ha resuelto entre la iglesia católica y la ortodoxa.
  • Sobre el sexo de los ángeles. El cristianismo empezó a representar a los ángeles, mensajeros del amor divino, imitando las figuras aladas del Eros o Cupido clásico, pero los cubrió de amplias túnicas que velaban su cuerpo dejando su rostro angelical. Hasta las verduleras discutían incansablemente sobre si los ángeles eran espíritus masculinos o femeninos, o incluso hermafrodita. De ahí conservamos la frase “Discutir o hablar del sexo de los ángeles”, para referirnos a conversaciones sobre asuntos absurdos desligados de cualquier interés real.
  • Otros temas favoritos, también eran: dónde van los niños que fallecen sin bautizar, sin son inocentes, o si Jesucristo se reía.

Existe, finalmente, una leyenda popular jocosa, seguramente exagerada, que dice que cuando los turcos entraron en Constantinopla e irrumpieron en el palacio imperial, encontraron al emperador y su círculo familiar y de teólogos, obsesionados como siempre, discutiendo sobre teoremas religiosos sin inmutarse, mientras los enemigos les arrebataban todo lo suyo y ocupaban la ciudad.

Fuentes: Sitio Etimologias de Chile

Blog Curistoria

 

Popularity: 1% [?]

Sin duda hemos oído en innumerables situaciones esta expresión. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, ” dar gato por liebre ” consiste en ” engañar en la calidad de una cosa por medio de otra inferior que se le asemeja”. Vamos, timar a alguien dando algo de menor valor en nombre de algo mucho más valioso. Pero ¿De dónde viene esta expresión?

Pues, el origen de esta frase está en la reconocida mala fama que tenían las antiguas posadas, mesones y tabernas respecto de la calidad de sus comidas. Vamos, la literatura universal está llena de alusiones, muchas de ellas irónicas, acerca del valor de los alimentos ofrecidos en ellas. Pero el principal rumor de la época, era el que aseguraba que muchos taberneros solían servir a sus clientes carne de gato, en lugar de conejo, cabrito o cordero como se anunciaba y por la que se pagaba.

Esta costumbre era tan normal que pronto se acuño la frase “dar gato por liebre” para designar todo tipo de fraude o engaño de este género.

Gato X Liebre

Así es, los viajeros que en los siglos XVI al XVIII frecuentaban los mesones, temían que la carne que les servían no se correspondiera con la del animal que se pagaba y utilizaban una fórmula entre mágica y bromista para comprobar este punto. Se trataba de un “conjuro” o “ritual” que, ante tanta desconfianza, comenzaron a practicar los comensales de estos lugares.

Previo a la degustación, los sujetos se paraban frente a la carne recién asada, recitaban el siguiente “sortilegio”:

 “Si eres cabrito, mantente frito; Si eres gato, salta al plato.”

Luego de esto, se separaban algún tanto de la mesa, dando espacio para que, si algo saltaba realmente del plato, pudiera escaparse. Luego de algunos minutos sin que nada se moviese en su comida, los viajeros volvían a sentarse en la mesa y comenzaban a degustar su comida, seguros de que era aquello por lo que habían pagado.

Fuentes: Blog “1 de 3”

Sitio Las Frases Para Hoy

Blog Dichos Explicados

Imagen Vía 1   Vía 2

Popularity: 4% [?]

Ya llega fin de año, es el momento en el que todos queremos tomarnos un descanso del agotamiento y el estrés acumulado durante el año. Sin embargo, contrario a esto, para mí el fin de año representa mi momento de mayor lucidez, puesto que es cuando más tiempo libre y energías tengo. Es por eso que hoy, a un día de festejar el comienzo de un nuevo año, yo sigo escribiendo entradas. Y en ese sentido les traigo hoy la historia de una expresión utilizada muy comúnmente: El Oro y el Moro.

Entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el rey musulmán Boabdil a la reina Isabel I de Castilla.

Entrega de las llaves de la ciudad de Granada por el rey musulmán Boabdil a la reina Isabel I de Castilla.

El Oro y el Moro es una locución bastante difundida en nuestro lenguaje coloquial y, por lo general, se la usa para ponderar el precio y el aprecio (a veces, bastante exagerado) de una cosa o persona. Y su origen se encuentra en un hecho de armas protagonizado por un grupo de caballeros jerezanos durante las guerras de la Reconquista.

Plantemos primero el escenario. Nos encontramos en las Guerras de Reconquista. Es la España del siglo XV y estamos en los tiempos de Juan II.

Corre el año el año 1426. Y los caballeros de Jerez llevan adelante una redada, en la cual apresan alrededor de 40 moros, entre los que se encontraban al alcaide de Ronda llamado Abdalá y a su sobrino Hamet.

Pronto comenzaron las negociaciones y el alcaide obtuvo muy pronto su rescate, mediante el pago de una fuerte suma de dinero. Pero no así los demás -ni siquiera su sobrino Hamet-, pese incluso a los enérgicos requerimientos del propio rey Juan II de Castilla.

Sepulcro de Juan II, esculpido por Gil de Siloé. (Cartuja de Miraflores).

Sepulcro de Juan II, esculpido por Gil de Siloé. (Cartuja de Miraflores).

El caso es que, los caballeros -y particularmente, la esposa de uno de ellos, supuestamente llamado Fernández de Valdespino – exigían la entrega de cien doblas (monedas castellanas de oro) por la liberación de los cautivo. Esta exigencia la explicaban en el hecho de lo que ellos había gastado en la guarda y mantenimiento de los moros en cautiverio.

El forcejeo duro un buen tiempo, y como nadie se ponía de acuerdo, Juan II se vio obligado a interceder en él. De esta forma, ordeno que Hamet fuera conducido a la corte, y que se quedara allí hasta que se decidiera su suerte.

De toda esta situación es que surgiría el dicho. Debido a lo largo y tendido que se habló en esta situación, es probable que el pueblo andaluz se dijese que el rey quería el oro y el moro. No tardó en acuñar la frase quedarse con el oro y el moro, aplicada a la aparente intención negociadora (en su favor) del rey de quedarse con ambos “tesoros”.

Popularity: 5% [?]

Ya hemos dado comienzo al primer concurso de “Saber una Historia”, aún quedan un par de días por si quieren seguir participando. Además, con un poco de atraso a lo prometido, Ya he colocado los cambios en el lateral del blog, también las encuestas han iniciado (como pueden ver en la barra lateral) y modificamos la cabecera. Así que es momento de seguir con la vida cotidiana del blog, y para eso esta historia, que ya debe ser conocida por muchos, sino por todos.

Estoy hablando de la expresión <<Ultima Ratio Regum>>. Y como se trata de un latinajo se la dedicare a mi querida “Profedegriego”, del blog Se Non É Vero, É Ben Trovato, que sé, le encantan estas cosas ;) .

Cañon Frances utilizado por las tropas de Luis XIV en el siglo XVIII

Cañon Frances utilizado por las tropas de Luis XIV en el siglo XVIII

Ahora sí, vamos con el “quid” de la entrada. Se trata, como dije, de la expresión <<Ultima Ratio Regum>>, y el origen de su uso “cotidiano”. Pues, primero veamos de qué se trata esta frase.  <<Ultima Ratio >> se traduce literalmente como «última razón» o «último argumento» y se trata, obviamente, de una expresión latina. Puede interpretarse como que es el último argumento posible en el tiempo o bien que es el argumento definitivo que hace innecesario seguir argumentando en el mismo sentido y que es muy superior a todo argumento en sentido contrario.

Ahora, si le agregamos la palabra <<Regum>> al final, su significado no se modifica, pero ahora nos dirá que estamos hablando de «última razón o argumento del rey». Hasta aquí todo bien. Su origen es entonces, como fácilmente podemos darnos cuenta, romano.

Pero la historia de esta frase no termina los latinos del Mediterráneo.  Tiempo después (unos miles de años después para ser más exactos), el Rey Sol, Luis XIV (que por alguna razón se las empeña en aparecer seguido en esta bitácora últimamente) “revivo” la frase (de todas formas no es que estuviera muerta) y la utilizo de una manera particular y propia de su autoritarismo (del cual hablamos en esta entrada):

Ultima Ratio Regum escrito en el cañon de Luis XIV

Inscripcion de los cañones de Luis XIV

Como ven en la imagen, Luis hizo que en la fundición de sus cañones figurase la leyenda ya mencionada, «Ultima Ratio Regum». Así, el Rey Sol hacia denotar que su palabra era la valía, y si alguien pensaba oponerse o pedía una justificación de su accionar debería enfrentarse a su <<Ultima Ratio>>, es decir, sus lindos cañones, siempre listos para el enemigo.

Caños de Luis XIV, ubicados en el patio interior de Les Invalides, en Paris

Caños de Luis XIV, ubicados en el patio interior de Les Invalides, en Paris

Pero aún hay más, puesto que más tarde, Federico de Prusia seguiría la costumbre de su “colega” francés, al igual que también se inscribiría en algunas piezas de artillería en España.

Es por ello que algunos artilleros describen a su arma precisamente como «Ultima ratio regis» queriendo con ello significar su superioridad sobre las otras armas tradicionales.

Y hasta aquí mi conocimiento. Profe, espero tu veredicto, corrección y extensión sobre el tema ;) , y espero que te haya gustado.

Fuentes: Denix Arms Direct (imagen de arriba)

Fotos Militares (de aquí las dos imagenes de debajo)

Wikipedia (Info)

Popularity: 5% [?]

Hace algunos días, escribía yo la historia de un sujeto muy singular, un rey republicano. Sobre el final de la primera entrada de aquella trilogía (Aquí las partes I, II y III) mencionaba como al pasar una frase utilizada con cierta frecuencia. Dicha frase es, obviamente, la que encabeza esta entrada y usualmente se usa en modo de reproche, para reprobar el comportamiento de alguien que, sin despedida ni saludo alguno, se retira de una reunión; o, por extensión, cuando alguien deja algún trabajo u obligación sin acabar y sin dar explicaciones.

Pero, como siempre, el origen de la frese y su historia son bastante diferentes de la connotación que se le da actualmente, además de ser algo curiosa, y es por eso que he decidido aprovechar su mención “reciente” por aquí para dedicarle una entrada.

despedirse-a-la-francesa

Los orígenes de “Marcharse a la francesa” parten alrededor del siglo XVII. Sucede que por aquellos años, y en algún momento entre los reinados de Luis XII y su primogénito Luis XIV (probablemente en los tiempos de este último),  se puso de moda entre las altas esferas francesas, la costumbre de despedirse de reuniones o fiestas sin avisar.

Dicha costumbre conto con un asombros éxito entre las clases nobles y burguesas, tal es así que llegó a convertirse en un hábito muy singular e ineludible y si uno quería mostrar cortesía a los anfitriones de la fiesta. Si, leyeron bien, este hábito tuvo tal aceptación que llegó a tal punto que se tenía por un rasgo de grosería el despedirse al marcharse de algún lugar.

Sin embargo, no se resistía, por ejemplo, que la persona que abandonaba la fiesta, mirara el reloj de la casa con signo de impaciencia y diera a entender que no tenía más remedio que irse, pero de ninguna manera se veía con buenos ojos que el asistente saludase antes de ausentarse.

En Francia esta costumbre tomo el nombre de “Sans Adieu” (es decir, sin adiós) y comenzó a considerarse como un intento de hacer presente que se había disfrutado tanto con la velada, que uno no se había ido realmente. Otros opinan, sin embargo, que el origen de este comportamiento estaba ligado al hecho de que despedirse era algo grosero que daba a entender que uno no tenía intención de volver. Aunque también puede deberse al hecho de que se tomara la costumbre de volver a las reuniones al cabo de un rato, tras realizar algún menester (las veladas del “Rey Sol” solían ser interminables).

Despedirse a la Francesa 2

De cualquier forma, este hábito no fue tan bien recibido en los países vecinos, donde el descontento quedó marcado con un claro significado negativo. Tal es así que en español solemos decir “Marcharse [o despedirse] a la francesa”, en el inglés se usa “to take a French leave” para referirse a esta curiosa costumbre y en Alemania “sich auf Französisch empfehlen” con igual sentido peyorativo.

Incluso, con el tiempo, la connotación negativa de la expresión paso también al francés, pero desde que la expresión comenzara a tomar un significado despectivo la cambiaron un poco y utilizan “filer à l’anglaise”, es decir, “despedirse a la inglesa”, seguramente para quitarse mala fama. Es más aun, hoy en día han cambiado por completo sus costumbres ¡Y se besan cuatro veces para despedirse!

Y ahora sí, sin más que decir, me retiro de esta bitácora por hoy sin previo aviso ni saludos, o mejor dicho me “Marcho a la francesa” ;) .

Fuentes:

Blog Blogodisea

Blog Soy Leyenda:

Sitio La Frase de Hoy

Pd) El Sabado proximo comenzare con el primer Concurso del Premio “Saber Una Historia”. Recuerden que los comentarios deberan dejarse en la entrada que correspondera al premio.

Popularity: 5% [?]

Estoy seguro de que todos conocen a Luis XIV. También todos han sentido nombrar alguna vez la frase que, a su manera, encabeza la entrada: “El Estado Soy Yo”. Todos también saben que fue Luis quien la pronuncio, y que la frase es utilizada para resaltar la visión estereotipada del absolutismo político, encarnado, entre otros, en Luis XIV.

Famoso retrato del Rey Sol realizado en 1701 por Hyacinthe Rigaud, para su nieto, el rey Felipe V de España, aunque finalmente el lienzo se quedó en Francia.

Famoso retrato del Rey Sol realizado en 1701 por Hyacinthe Rigaud.

Pero les tengo noticias (aunque tal vez no se una novedad para muchos de los que leen): Luis XIV probablemente jamás pronuncio esa frase. Sí, así como lo leyeron.

Les contare de todas maneras la posible historia de cómo la pronuncio. En cierta ocasión Luis XIV se encontraba haciendo lo que muchos reyes de la época hacían para pasar el tiempo y como deporte: Cazar.

Estaba entonces el que luego sería conocido como “El Rey Sol”, de caza por Vincennes, cuando se enteró de que el Parlamente de París se había opuesto a una norma dictada por él. Ni que decir como se puso Luis. Aunque, a decir verdad, estaba el Parlamento estaba completamente en su derecho al realizar dicha acción. Pero saben lo que opina un rey absolutista de estas “libertades” que se tomaba el Parlamento, y Luis XVI no era una excepción. Fue entonces, cuando viajó de inmediato hasta París. Aun vestido de cazador y con su arma en mano, penetro en la sala Parlamentaria e increpo al presidente de la Cámara, diciéndole que tenían completamente prohibido examinar y discutir las normas por él dictadas.

Coronación de Luis XIV en Reims 1654.

Coronación de Luis XIV en Reims 1654.

El presidente, aunque seguramente un poco asustado por la presencia armada del Rey Sol, no se dejo intimidar por completo, y comenzó a elucidar sobre formalismos, y entre ellos comentó a su majestad que el Parlamento discutía los edictos reales en la búsqueda del bien del Estado. El rey, que ya comenzaba a rabiarse atajó aquellas ideas en un momento con la frase conocida: “El Estado soy yo”.

Comentada ya la historia, es momento de desmentirla. Lo cierto es que está considerada por los historiadores como una imprecisión histórica. Y es más probable que dicha frase fuera forjada por sus enemigos políticos para resaltar la visión estereotipada del absolutismo político que Luis representaba

Seguramente, dichos competidores se hayan valido de la siguiente cita: “El bien del estado constituye la Gloria del Rey”, esta si sacadas de sus Reflexiones.

Por otro lado, otra anécdota del rey francés, también difícil de creer por la edad en que la pronuncio , es la que nos cuenta que cuando tenía tan solo tres años falleció su padre, Luis XIII. En sus últimos momentos, el moribundo monarca hizo traer a su hijo al lecho en el que esperaba su hora y como ya estaba con un pie, y casi toda la pierna, en el otro mundo, no recordaba el nombre de su heredero. Así que le preguntó: “¿Cómo te llamas?”. El niño, con sólo tres años, contestó: “Luis XIV, papa”. Todo un adelantado.

Finalmente agregar que en contraposición a las citas mencionadas arriba, ya sean apócrifas o fidedignas, antes de morir Luis XIV declaro: «Je m’en vais, mais l’État demeurera toujours», es decir, «Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá».

La efigie de la tumba de Luis XIV, cripta de la Basílica de Saint-Denis, París.

La efigie de la tumba de Luis XIV, cripta de la Basílica de Saint-Denis, París.

Fuentes: Wikipedia

Blog Curistoria

Pd) En las próximas comienzo con los exámenes en la Facultad, así actualizare este blog de una manera menos frecuente, ya que de momento primero se encuentra el estudio. Espero que lo sepan disculpar. Un Saludo.

Popularity: 8% [?]

Como todos sabemos, “No Hay Tu Tía” es una expresión muy común que solemos utilizar cuando nos rendimos en situaciones que no se pueden evitar o que no tienen solución. Al oírla, una persona comprende que no hay esperanza de cambio. Así, cuando no se puede salir de un asunto, decimos “No Hay Tu Tía”, que equivaldría a no hay nada que hacer. Pero… ¿Qué tiene que ver nuestra tía en todo esto?. Pues, a menos que sea parte del problema por alguna casualidad, nuestra tía no tiene que ver nada con que nuestro problema no tenga solución. Leer el resto de esta entrada »
Probablemente todos conocerán al rey francés Enrique III. De no ser así, aquí les dejo un link de la Wikipedia donde encontraran buena información sobre él. Puesto que hoy no les hablare de Enrique III, sino de una curiosa historia, que se conjunta con una entrada que escribí el 1ro de Abril del año pasado (Aquí la entrada de hace casi un año), sobre dos sujetos que se salvaron de la muerte gracias a su astucia a la hora de emitir sus últimas palabras. Aunque esta vez se trate de lo que no dijo… Leer el resto de esta entrada »
La frase del título de esta entrada o post, como ya sabemos, se utiliza generalmente para referirse a algo (o alguien) cuya edad está por demás avanzada. Lo que quizás no todos sabemos es que Matusalén ha existido realmente, y que fue la persona más anciana de las que se mencionan en la Biblia: se le atribuyen nada menos ni nada más que 969 años. Si leyeron bien, 969 años!!! ¿Muchos no? Pues bien aquí les va la historia (o mejor dicho varias hipótesis) de cómo alguien puede llegar a tan magna edad. Leer el resto de esta entrada »
Todos, o casi todos, conocemos el dicho que reza que “el perro es el mejor amigo del hombre”. Probablemente la hemos oído millones de veces y lo hemos repetido otras tantas. Pero ¿Todos sabemos de dónde viene esta frase? Seguramente habrá quien conteste que si a esta pregunta, y habrá también gente que conteste que no. Para este último grupo es esta historia. Leer el resto de esta entrada »

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • Una Historia del Coronel Lepic:

    “La Cabeza Alta: Es Metralla” Para aquellos que no lo conozcan, el coronel Lepic (El tipo de parado en el centro de la imagen) fue uno de los soldados que lucho con Napoleón en la Batalla de Eylau. En momento determinado de dicha batalla, el Gran Corso le ordenó que dirigiera un ataque con unos [...]

  • Como No Invadir un País

    Ya he hablado en este blog sobre desastres de guerra, tales como la batalla de Karánsebes, los de la flota rusa o los de Ambrose E Burnside, y hoy he decidido volver sobre el tema. La historia que les contare se centra en el año 1779. Por aquellos años, Gran Bretaña estaba volcada a la [...]

  • Un Día Como Hoy ……..

    Hoy, como tal vez algunos sabrán, es mi cumple de 18!!!!! y por eso he decido, además de la entrada correspondiente, publicar las efemerides del 16 de Mayo y aquí estan: En la wikipedia estas son las principales: 1830 – Muere el matemático y físico francés Jean-Baptiste Joseph Fourier, famoso por sus trabajos sobre las [...]

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse