Entradas con la etiqueta ‘La Datación del Tiempo’

Con los cambios de Gregorio XIII ya teníamos el calendario al día, y no tendríamos que preocuparnos al menos por tres milenios. Pro la iglesia había esperado demasiado para tomar medidas, de haberlo hecho un siglo antes toda Europa occidental habría cambiado el calendario sin problemas. Pero para 1582 gran parte del norte de Europa se había convertido al protestantismo. Para esas naciones, el hecho de que su calendario se fuera adelantando al sol siguiendo los dictados del pagano César era mil veces preferible que aceptar las correcciones del Papa. En consecuencia siguieron rigiéndose por el calendario juliano. Leer el resto de esta entrada »
Todo habría andado bien si el año tropical tuviera una duración exacta de 365,25 días, pero no es así. El año tropical tiene una duración exacta de 365 días 5 horas 48 minutos 46 segundos de duración, o sea 365,24220 días. En promedio el año juliano tiene 11 minutos 14 segundo de más, lo que equivale a 0,0078 días. Uno podría decir “¿Para que buscar la perfección?” “¿Es necesaria buscar una exactitud total?” Podría parecer de que no, pero, si lo analizamos bien veríamos que el año juliano se adelanta se adelanta un día cada 128 años. Leer el resto de esta entrada »
Entre tanto, en Roma se seguían rigiendo por el calendario lunar-solar en el que se debía agregar un mes intercalar. Pero los encargados de esta función sacerdotal eran políticos elegidos que nunca se mostraban tan cuidadosos como los de Oriente. Los romanos agregaban un mes o dejaban de hacerlo según quisieran un año largo (cuando los otros funcionarios elegidos pertenecían a su partido) o un año corto (cuando no pertenecían. De esta manera, en el año 46 a.C. el calendario romano se atrasaba 80 días respecto al sol. Leer el resto de esta entrada »
Nuestro propio calendario fue heredado de los egipcios, para quienes las estaciones no tenían importancia. El único suceso sobresaliente era la crecida del rio Nilo, la cual tenía lugar una vez cada 365 días, en promedio. Por este motivo, desde tiempos muy remotos, con más precisión desde el año 2781 a.C., los egipcios dejaron de regirse por la Luna y adoptaron un “calendario solar” adaptado para que el año tuviera una duración constante de 365 días. Leer el resto de esta entrada »
Después de que comenzamos a medir el tiempo en intervalos más largos para no perder la cuenta, y descubrimos que era algo bastante fácil si usábamos las facetas de la luna como método. Más tarde comenzamos a sembrar y descubrimos que, si sembrábamos en determinadas ocasiones y repetíamos esa siembre doce meses después tendríamos, probablemente, los mismos resultados. Pero esta situación no duraría para siempre, puesto que existen varios pequeños problemitas con el calendario lunar... ¿Cuáles? Pues veámoslos Leer el resto de esta entrada »
Antes de que el hombre desarrollara la agricultura es muy posible que el mes no revistiera ninguna significación especial, y que solo su usara como una unidad de medida conveniente para los periodos de tiempo medianamente largos. Que la esperanza de vida de un hombre primitivo pasara de unos 11.000 días a unos 350 meses es algo mucho más conveniente. Leer el resto de esta entrada »

Ya estamos algo “avanzados” en el tema, y creo que, a estas alturas, ya no existen dudas de que la primera unidad empleada para medir el tiempo fue el día. Es algo que se impone por sí mismo aun para el más primitivo de los humanos. Pero, bien pensado, el día no es una unidad conveniente cuando se trata de medir intervalos de tiempo prolongados. Aun admitiendo una duración de treinta años para la vida del hombre más primitivo, éste podía vivir unos 11.000 días!!!, y, convengamos, era muy fácil perder la cuenta para semejante número de días!!!, incluso agrupándolos en semanas de siete días cada una, la cuenta da unas 1.572 semanas!!!, aproximadamente, por eso se debió buscar otra unidad de tiempo más fácil de medir.

De esta manera, y puesto que el Sol es quien gobierna la duración del día, al buscar otra unidad de tiempo parece natural dirigir la atención hacia el cuerpo celeste que le sigue en importancia: La Luna. Enseguida se percibe que hay una unidad hecha a medida: el periodo de las fases lunares.

De esta manera, en la Antigüedad los meses se encontraban ligados al movimiento lunar. Esto se debía, como dije, principalmente a la búsqueda de una unidad conveniente para medir periodos largos de tiempo, ya que los meses lunares eran fácil de distinguir: las fases lunares son evidentes a todo el mundo y solo basta mirar al cielo para poder identificarlas. En teoría, cualquier fase puede usarse para ese fin. El mes perfectamente podría comenzar con la Luna Llena, como con Cuarto Creciente, como con cualquiera de las otras dos. Pero en realidad parece que la forma más lógica de hacerlo es comenzar cada mes con la Luna Nueva, es decir esa noche en que la luna solo es un hilito blanco en el cielo, ya que según la lógica de un hombre primitivo está claro que en ese momento se está creando una nueva Luna (de allí el nombre), y, por lo tanto, es cuando debe de empezar el mes. Este periodo es conocido como mes lunar.

Un mes lunar equivale aproximadamente a 29 ½ días. Más exactamente es igual a 29 días, 12 horas, 44 minutos, 2,8 segundos, o sea 29,5306 días. Esta inexactitud traerá alguna complicaciones que veremos más adelante, al igual que las modificaciones que esto produjo en los calendarios.

Sin embargo, en la actualidad el mes ya no esta ligado al movimiento de la Luna, sino que esta ligado estrictamente al año, el cual a su vez se basa en el movimiento del Sol. Así, en nuestro calendario actual y en años normales, el primer mes comienza con el primer día del año, el segundo con el trigésimo día, el tercero con el sexagésimo día, y así sucesivamente, sin tener en cuenta las fases lunares. Mientras que en los años bisiestos todos los meses, a partir del tercero empiezan un día más tarde debido a la presencia del 29 de febrero, sin tener tampoco nada que ver con las fases lunares.

Todo esto nos lleva nuevamente al año. ¿Cuándo empieza y porque? En las siguientes entradas trataremos de resolverlo.

Popularity: 10% [?]

Hablaremos esta vez de como se originaron las semanas, en que dia comienza, porque y la historia del "Fin de Semana" Leer el resto de esta entrada »
Una vez que ya tenemos definido cuando comienza un día y cuando termina, es mucho más fácil definir todas las unidades de tiempo que son más cortas que dependen de éste. Así uno puede contar las horas a partir del comienzo del día; luego podemos obtener los minutos desde el comienzo de cada hora, los segundos desde el comienzo de cada minuto, y así sucesivamente. De esta forma sabemos que un día tiene veinticuatro horas, que una hora tiene sesenta minutos, que un minuto tiene sesenta segundos, etc. Leer el resto de esta entrada »
Como es normal, todos tenemos ante nosotros otro día de Año Nuevo, para aquellos que vivimos en occidente y utilizamos el calendario cristiano, ese día es el primero de enero. Pero ¿Qué tiene ese día de diferente de cualquier otro día? ¿Qué es lo que hace que el primero de enero sea un día tan especial?, cuando dividimos el tiempo en unidades, ¿Cómo elegimos la primera de ellas? Leer el resto de esta entrada »

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • Una Historia de Navidad – Parte IV:

    La Navidad en la Actualidad Aparte del origen cristiano de la Navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la popularidad de esta celebración y a la mercadotecnia. Es desde el siglo XIX cuando la Navidad empieza a afianzarse con el carácter que [...]

  • Eilmer de Malmesbury, El Monje Volador

    La historia que les traigo hoy es un tanto curiosa y va dedica nuevamente a Esther, a la que le encantan las historias de inventos. Hoy les hablare de Eilmer de Malmesbury, también conocido como Elmer. Este personaje fue un monje Benedictino del siglo XI, de la Abadía de Malmesbury, donde estudió matemáticas y astrología. [...]

  • ¡Devuélveme mis Legiones!

    Siempre las grandes gestas militares han merecido páginas y más páginas en los libros de historia, pero los grandes fiascos también merecen ser recordados. En ese sentido ya hemos hablado hace ya tiempo del fiasco que supuso la travesía emprendida por los rusos para castigar a los japoneses allá por los años 1904 – 1905; así como también hemos hablado de los fracasos del General nordista Ambrose E. Burnside durante la guerra de secesión Estadounidense. En ese sentido hoy recordaremos al general romano Publio Quintilio Varo.

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse