Entradas con la etiqueta ‘Navidad’

Hoy paseaba por los archivos de mi maquina donde tengo guardadas cientos de anécdotas e historias interesante que he leído alguna vez en algún otro blog, y entre ellas encontré la entrada perfecta para revivir una vieja sección de este blog que había quedado algo abandonado desde hace tiempo, estoy hablando de la categoría “Fotos con Historia” (aquí algunas recomendaciones que hice hace tiempo), y la foto en cuestión es la siguiente:

Fotos Con Historia: "El Fiasco de Navidad” - Foto en la que se ve a Niles colgado de los cables de electricidad en la alcaldia de Fout Lauderdale.

¿Qué es lo que cuelga de los cables de la línea del recorrido eléctrico? Pues nada menos que Santa Claus haciendo un aterrizaje de emergencia… Bueno, es cierto, todos conocemos las realidades de este mito (incluso yo he hablado de él en dos ocasiones: Aquí, y aquí), pero en teoría seria el mismo San Nicolás el que cuelga de los cables ;) .

¿Qué fue lo que sucedió? Pues, para conocer la historia debemos viajar un poco al pasado. Corría el año 1949. Se acercaba la navidad y a la alcaldía de Fort Lauderdale no tuvo mejor idea para subir su reputación que elevar la imaginación y felicidad de los niños del lugar. El plan era presentarles a un Santa Claus caído del cielo… y literalmente, ya que hasta se había contratado a un paracaidista profesional para que saltara, probablemente de alguna avioneta, y sorprendiera a los niños al descender desde el mismísimo cielo.

Pero, en estos asuntos la suerte lo es todo, y la alcaldía de Fort Lauderdale no corrió con toda la que necesitaba para el trámite. Robert Niles, quien era un paracaidista profesinal y el encargado de caer en el campo deportivo local, lleno de niños, y comenzar a repartir regalos, calculo mal el salto (o tal vez no lo ayudo el viento), y, desafortunadamente, quedaría enredado en una serie doble de líneas de electricidad.

Hasta aquí, si bien la cosa no iba positivamente, era salvable. Hasta Santa podía tener un error de cálculo y quedar enredado en los cables. Pero la cosa no mejoro, sino todo lo contrario: Al ser rescatado por los bomberos, Niles, perdería su barba y peluca. Ante tal espectáculo, los niños quedarían horrorizados ante el desplome de su ídolo e irrumpirían en el más puro llanto.

Ya no quedaba nada que hacer, el hecho sería llamado por la prensa como “El Fiasco de Navidad” y resultando en un duro golpe a la reputación de Joe N. Morris, hasta entonces alcalde de Fort Lauderdale.

Fuente: Anfrix.com

Pd) lo subrayado a sido agregado con posterioridad a la entrada original, un descuido que he descubierto gracias al comentario de profedegriego. Un Saludo

Popularity: 8% [?]

Polémica con Santa Claus

La figura actual de Santa Claus está rodeada de diferentes acusaciones en varios países. Se le acusa de ser un producto comercial al servicio del consumo, de ser una figura americana intrusa y destruir las tradiciones locales.

Bettina Schade es una de las promotoras de la iniciativa para defender la figura de San Nicolás frente al Santa Claus invasor en Alemania. Bettina explicó que “el origen cristiano de la Navidad, el nacimiento de Jesús, ha sido colocado en el segundo plano. Se está volviendo cada vez más una festividad reducida a un simple comercio y compra de regalos”.

En Austria, Walter Kriwetz lideró una campaña para salvar a Christkind de Santa Claus. “No es contra Santa. Él será bueno para los británicos y los estadounidenses, pero no es bueno para nosotros”.

En España hay una campaña en contra de Santa Claus y a favor de los Reyes Magos. Bajo el lema Yo soy de los Reyes Magos ha incluido entre sus acciones una manifestación ante la embajada de Finlandia o pastores que lleven pancartas en defensa de los Reyes Magos en sus belenes.

En la República Checa también existe una campaña para defender la tradición del Niño Jesús, frente a Santa Claus.

Tema Relacionado:

Tema Nº 2 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo, Otra Historia de Navidad: La Historia de San Nicolás

Popularity: 14% [?]

La Transformación: De “San Nicolás” a Santa Claus y Papá Noel

Se cree que esto sucedió alrededor del año 1624. Cuando los inmigrantes holandeses fundaron la ciudad de Nueva Amsterdam, más tarde llamada Nueva York, obviamente llevaron con ellos sus costumbres y mitos, entre ellos el de Sinterklaas, su patrono (cuya festividad se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de diciembre).

En 1809 el escritor Washington Irving, escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante Santa Claus. Más tarde el poeta Clement Clarke Moore, en 1823, publicó un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende; pero que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por nueve renos, incluyendo a Rudolph (Rodolfo).

Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que más se le conoce. Esto fue gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. Allí adquirió su vestimenta y se cree que su creador se basó en las vestimentas de los obispos de viejas épocas para crear este «San Nicolás», que en ese momento ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira.

A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de nuestro Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados. Igualmente a fines del siglo XIX, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, se crearía la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte; y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de trasporte de Santa Claus.

Igualmente, ya en el siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó al pintor Habdon Sundblom que remodelara la figura de Santa Claus/Papá Noel para hacerlo más humano y creíble. Esta versión data de 1931. En este punto, sin embargo hay que aclarar que es solo una leyenda urbana la creencia de que el color rojo y blanco de Santa Claus tenga su origen en los spots que la marca Coca-Cola empezó a hacer a partir de 1931, aunque sí es cierto que contribuyeron a la popularización de estos colores y del mito mismo. Hay muchas ilustraciones y descripciones casi fidedignas anteriores al spot como la de Thomas Nast (1869) o St. Nicholas Magazine (1926), entre otras; eso sin considerar además las antiguas representaciones religiosas del obispo San Nicolás de Mira ó San Nicolás de Bari, en las que es común el color rojo y blanco de la vestimenta religiosa, si bien es cierto que desde mediados de 1800 hasta principios de 1900 no hubo una asignación concreta al color de Santa Claus, siendo el verde uno de los más usados. Por lo tanto, se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco, pero estos publicistas no fueron los primeros en representarlo con estos colores.

Leyenda actual

Muchas cosas pasaron desde ese entonces hasta la leyenda actual. Así, el mito actual cuenta que Santa Claus viviría en el Polo Norte junto a la Señora Claus y una gran cantidad de Duendes navideños, que le ayudan en la fabricación de los juguetes y otros regalos que le piden los niños a través de cartas.

Para poder transportar los regalos, Santa Claus los guardaría en un saco mágico de Santa Claus y los repartiría a las 00:00 hs del día 25 de diciembre, en un trineo mágico volador, tirado por «renos navideños», liderados por Rodolfo (Rudolph); un reno que ilumina el camino con su nariz roja y brillante, siendo el último en agregarse a la historia.

Santa Claus podría entrar a los hogares de los niños, al transformarse en una especie de humo mágico; y así entrar por la chimenea u otro orificio de las casas; si éstas no disponen de una.

Para saber qué niños merecen regalos, Santa Claus dispondría de un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo; además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilarían el comportamiento de los niños. Así, si un niño se ha comportado mal, se dice que quien lo vendría a visitar sería la carbonilla, y no Santa Claus; y como castigo carbonilla les regalaría a los niños solo carbón.

Algo bastante diferente de la leyenda original de los dos Nicolás ¿No creen?

Tema Relacionado:

Tema Nº 2 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo, Otra Historia de Navidad: La Historia de San Nicolás

Popularity: 14% [?]

El Otro Nicolás

La historia de San Nicolás de Bari es la principal historia de Santa Claus, pero no es la única. Con el tiempo la devoción a san Nicolás de Bari, se vio entremezclada con el mito de Joulutarina o Joulupukki, que nació en Laponia, al norte de Finlandia. Según este mito, un niño llamado también Nikolas (los nórdicos no usan la letra “c”) se ve, al igual que su homónimo turco, sacudido por la tragedia siendo niño al perder a su familia el día de Navidad, dejándole huérfano al cuidado del pueblo. Precisamente, y como recuerdo de su familia perdida, el joven Nicolás talla juguetes de madera que reparte entre las familias con las que él se cría, pues debido a las carencias del pueblo donde vive solo puede pasar un año con cada familia. Ya adulto dedicó su vida a repartir juguetes a los niños de los pueblos cercanos al suyo, hasta que finalmente murió a avanzada edad. En recuerdo a su labor humanitaria, los cabezas de familia de estas aldeas se encargaron de perpetuar esta costumbre, que fue extendiéndose con el paso de los años.

La vida y obra de este Nikolás finlandés fue retratada en la película de 2007 La Leyenda de Santa Claus.

Tema Relacionado:

Tema Nº 2 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo, Otra Historia de Navidad

Popularity: 13% [?]

La Historia de San Nicolás de Bari

Se cree que Nicolás de Bari nació cerca del año 280 en Patara, una ciudad del distrito de Licia, en la actual Turquía.

Era hijo de una familia acomodada y creció bajo los tirantes deseos de sus padres. Su padre deseaba que siguiera sus pasos comerciales en el Mar Adriático, mientras su madre pretendía que fuera sacerdote como su tío, el obispo de Mira (antigua ciudad griega de la Anatolia Egea, actualmente Turquía).

Lamentablemente, la peste solucionó su dilema, al llevarse a sus padres, mientras que estos trataban de ayudar a los enfermos de su ciudad. El muchacho, conmovido con la desgraciada situación de su gente ante semejante enfermedad, repartió sus bienes entre los necesitados y partió hacia Mira para vivir con su tío y ordenarse como sacerdote, cosa que logró a los 19 años. Más tarde, al morir su tío fue elegido para reemplazarlo.

La leyenda de Nicolás de Bari y su Relación con los Niños

Su relación con los niños nace de una historia que indica que un criminal acuchilló a varios niños, entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero además, Nicolás tenía especial inclinación por ayudar a los niños.

Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en otra historia, que cuenta que un empobrecido hombre padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener la dote necesaria, al carecer las muchachas de la dote parecían condenadas a ser “solteronas”. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos. Así comenzaba a armarse la leyenda.

Nicolás, también fue nombrado Patrono de los marineros, porque, cuenta otra historia, que estando algunos de ellos en medio de una terrible tempestad en alta mar y viéndose perdidos comenzaron a rezar y a pedir a Dios con oraciones tales como Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen Obispo Nicolás, sálvanos. En ese momento la figura de San Nicolás se hizo presente y calmó las aguas.

En oriente se lo conoce como San Nicolás de Mira, pero en occidente como San Nicolás de Bari, ya que, cuando los musulmanes invadieron Turquía, los cristianos lograron sacar en secreto sus reliquias y las llevaron a la ciudad de Bari en Italia. En esta ciudad se obtuvieron tantos milagros al rezarle al santo que rápidamente su popularidad se extendió por toda Europa. Hay cientos de templos en todo el mundo dedicados a su figura.

Tema Relacionado:

  1. Tema Nº 2 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo, Otra Historia de Navidad

Popularity: 13% [?]

Jo, jo, jo, Otra Historia de Navidad: La Historia de San Nicolás

Papa Noel

Papa Noel

En ciertas regiones lo conocen como San Nicolás, en otras como Santa Claus, Papá Noel o el Viejito Pascuero. Pero… ¿dónde surgió la costumbre de que a los niños los visite en Nochebuena, con regalos y golosinas, ese personaje barbudo y robusto vestido de rojo?

San Nicolás de Bari fue un santo muy popular que se cree que falleció el 6 de diciembre del año 345. Sin embargo, como su día está cercano a la Navidad, se lo recuerda en esa fecha.

San Nicolás perteneció a una familia muy rica, nació en Licia (Turquía) y desde muy niño ayudó a los pobres, repartiendo sus riquezas. Fue consagrado sacerdote, y profesaba en un monasterio. Posteriormente fue  nombrado obispo en Mira (Turquía).

Por esto, en oriente se lo conoce como San Nicolás de Mira, aunque -cuando Turquía fue invadida por los mahometanos- algunos católicos llevaron -en 1807- el santo a Bari (Italia)  y lo denominaron San Nicolás de Bari. También fue llamado “el Magno”.

Desde el siglo VI, se han construido muchísimos templos dedicados a este santo. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía. Los niños lo veneran desde la época en que vivió, pues ayudaba a los más necesitados, y obsequiaba regalos y dulces.

Asimismo es venerado por los marineros del Mediterráneo pues dicen que aquieta las aguas en las tormentas. Y muchos fieles le rezan al santo para pedir que interceda ante sus vicisitudes.

Tema Relacionados:

  1. La Historia de San Nicolás – Parte I: La Historia de San Nicolás de Bari

  2. La Historia de San Nicolás – Parte II: El Otro Nicolás

  3. La Historia de San Nicolás – Parte III: La Transformación: De “San Nicolás” a Santa Claus y Papá Noel

  4. La Historia de San Nicolás – Parte IV: Polémica con Santa Claus

Popularity: 13% [?]

La Navidad en la Actualidad

Aparte del origen cristiano de la Navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la popularidad de esta celebración y a la mercadotecnia.

Es desde el siglo XIX cuando la Navidad empieza a afianzarse con el carácter que tiene hoy día, pues en ese siglo se popularizó la costumbre del intercambio de regalos y la de regalar tarjetas de Navidad; y además se creó a Santa Claus (de quien ya hablaremos también). Costumbres que con el tiempo la mercadotecnia (en especial la norteamericana) aprovecharía para expandir la Navidad por el mundo dándole un carácter distinto al religioso, y con temas que poco o nada tienen que ver con la tradicional celebración navideña.

La Navidad es celebrada por los cristianos, pero también los no cristianos y algunos ateos utilizan la Navidad, como mero festejo de convivencia social y familiar. Hoy día el país que celebra más la navidad mundialmente es Puerto Rico: sus festividades navideñas comienzan desde el día después del día de acción de gracias (noviembre) y culminan en febrero, en la celebración de la candelaria. También es destacable que en muchos lugares de Europa y América hay una creciente tendencia, impulsada principalmente desde las parroquias locales, para recuperar el sentido religioso de la navidad y su verdadero significado.

Regalos Navideños, parte de las celebraciones actuales

Regalos Navideños, parte de las celebraciones actuales

Tema Relacionado: Tema de la Semana del 21 al 12 – 2009: Una Historia de Navidad

Popularity: 10% [?]

Prohibición de la celebración de la Navidad

La navidad es una fiesta de unión y felicidad en casi todo el mundo, sin embargo no siempre fue así, incluso varias veces corrió el riesgo de desaparecer en muchos lugares.

Cuando se produjo la Reforma protestante, la celebración del nacimiento de Cristo fue prohibida por algunas iglesias protestantes, llamándola “Trampas de los papistas” y hasta “Garras de la bestia”, debido a su relación con el catolicismo y el paganismo antiguo. Después de la victoria parlamentaria contra el Rey Carlos I durante la Guerra civil inglesa en 1647, los gobernantes puritanos ingleses prohibieron la celebración de la Navidad. El pueblo se rebeló realizando varios motines hasta tomar ciudades importantes como Canterbury, donde decoraban las puertas con eslóganes que hablaban de la santidad de la fiesta. La Restauración de 1660 puso fin a la prohibición, pero muchos de los miembros del clero reformista, no conformes, rechazaban las Celebraciones Navideñas, utilizando argumentos puritanos.

Tiempo después, en la América colonial, los puritanos de Nueva Inglaterra rechazaron la Navidad, y su celebración fue declarada ilegal en Boston de 1659 a 1681. Al mismo tiempo, los cristianos residentes de Virginia y Nueva York siguieron las celebraciones libremente. La Navidad cayó en desagrado de los Estados Unidos después de la Revolución Americana, cuando se estimó que era una costumbre inglesa.

En la década de 1820, las tensiones sectarias en Inglaterra se habían aliviado y algunos escritores británicos comenzaron a preocuparse, pues la Navidad estaba en vías de desaparición. Dado que imaginaban la Navidad como un tiempo de celebración sincero, hicieron esfuerzos para revivir la fiesta. El libro de Charles Dickens Un cuento de Navidad, publicado en 1843, desempeñó un importante papel en la reinvención de la fiesta de Navidad, haciendo hincapié en la familia, la buena voluntad, la compasión y la celebración familiar.

Finalmente, la Navidad fue declarada día feriado federal de los Estados Unidos en 1870, en ley firmada por el Presidente Ulysses S. Grant, pero aún es una fiesta muy discutida por los distintos líderes puritanos de la nación.

En la actualidad, “Los Testigos de Jehová” no celebran la Navidad por considerarla una festividad pagana, además rechazan que sea el 25 de diciembre la verdadera fecha del nacimiento de Cristo Jesús porque, como ya explicamos, en ‘el calendario judío, el mes que cae entre noviembre y diciembre es el mes llamado kislev’, que “es frío y lluvioso. Luego viene tebet, entre diciembre y enero, que es el mes con las temperaturas más bajas del año e incluso algunas nevadas en las zonas altas”. Haciendo referencia al Evangelio de Lucas 2:8-12 dicen que cuando nació Jesús, había pastores en los campos pasando la noche al aire libre con sus rebaños, algo que no sería posible si fuese invierno.

Temas Relacionados:

  1. Tema Nº 1 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo: Una historia de Navidad

Popularity: 10% [?]

Las Fiestas no cristianas del 25 de diciembre

Como ya dijimos, la verdadera fecha de nacimiento de Jesús no se encuentra registrada en la Biblia, ni en ningún otro lado. Por ésta razón, no todas las denominaciones cristianas coinciden en la misma fecha. Los orígenes la celebración de la navidad, el 25 de diciembre, se ubican en las costumbres de los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno (desde el 21 de diciembre), alguna fiesta relacionada al dios o los dioses del sol, como Apolo y Helios (en Grecia y Roma), Mitra (en Persia), Huitzilopochtli (en Tenochtitlan), entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, sólo para volver a otro ciclo.

A continuación enumerare algunas de estas fiestas,  de la cuales surgirá en parte el festejo de la navidad:

  •  Alegoría de Cristo en forma del dios solar Helios o Sol Invicto Conduciendo su carroza. Mosaico del siglo III d. C. de las grutas vaticanas en la Basílica de San Pedro en el techo de la tumba del Papa Julio I.

    Alegoría de Cristo en forma del dios solar Helios o Sol Invicto Conduciendo su carroza.

    “El Nacimiento del Sol Invicto”: En la antigüedad los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del “Natalis Solis Invicti” o “Nacimiento del Sol Invicto”, fiesta que estaba asociada al nacimiento del dios del sol Apolo. El 25 de diciembre fue considerado como día del solsticio de invierno, al que los romanos llamaron bruma; cuando Julio César introdujo su calendario en el año 45 a. C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el 21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano. De esta fiesta, los primeros cristianos tomaron la idea del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo.

  • “Saturnalia”: El nacimiento del sol invicto no era la única fiesta para la época de navidad. Otro festival romano llamado Saturnalia, el cual era realizado en honor a Saturno, duraba cerca de siete días e incluía el solsticio de invierno (en el hemisferio Norte). Por esta celebración los romanos posponían todos los negocios y guerras, había intercambio de regalos, y liberaban temporalmente a sus esclavos. Tales tradiciones se asemejan a las actuales tradiciones de Navidad y se utilizaron para establecer un acoplamiento entre los dos días de fiesta.

  • Arbol de Navidad, herencia de la fiesta de Yule

    Arbol de Navidad, herencia de la fiesta de Yule

    “La Fiesta de Yule”: Los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad. En esas fiestas adornaban un árbol perenne, que representaba al Yggdrasil o árbol del Universo, esta costumbre se transformó en el árbol de Navidad, cuando llegó el Cristianismo al Norte de Europa.

  • Celebración del nacimiento del dios azteca Huitziñopochtti

    Celebración del nacimiento del dios azteca Huitziñopochtti

    “El Advenimiento de Huitzilopochtli

    : Los mexicas celebraban durante el invierno, el advenimiento de Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra, en el mes Panquetzaliztli, que equivaldría aproximadamente al período del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario. Por esa razón y aprovechando la coincidencia de fechas, los primeros evangelizadores, los religiosos agustinos, promovieron la sustitución de personajes y así desaparecieron al dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole características cristianas.

  • Celebración del Capac Raymi, era liderada por el emperador Inca

    Celebración del Capac Raymi, era liderada por el emperador Inca

    “Fiesta del sol poderoso”

    :
    Los incas celebraban el renacimiento de Inti o el dios Sol, la fiesta era llamada Cápac Raymi o Fiesta del sol poderoso que por su extensión también abarcaba y daba nombre al mes, por ende este era el primer mes del calendario inca. Esta fiesta era la contraparte del Inti Raymi de junio, pues el 23 de diciembre es el solsticio de verano austral y el Inti Raymi sucede en el solsticio de invierno austral. En el solsticio de verano austral el Sol alcanza su mayor poder (es viejo) y muere, pero vuelve a nacer para alcanzar su madurez en junio, luego declina hasta diciembre, y así se completa el ciclo de vida del Sol. Esta fiesta tenía una connotación de nacimiento, pues se realizaba una ceremonia de iniciación en la vida adulta de los varones jóvenes del imperio, dicha iniciación era conocida como Warachikuy.

Temas Relacionados:

  1. Tema Nº 1 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo: Una historia de Navidad

Popularity: 14% [?]

El Nacimiento de la Navidad

El Establecimiento de la Fecha y su Adopción

Según lo redactado en la Enciclopedia Católica, la navidad no esta incluida como festividad dentro de la lista de fiestas cristianas de Irineo, ni en la de Tertuliano, las cuales son la más antiguas que se conocen destinadas a ese tema.

Pero entonces ¿cuando nace la navidad como fiesta? La evidencia más temprana de esta fiesta data de Alejandría cerca del año 200 de nuestra era, cuando Clemente de Alejandría Indica que ciertos teólogos egipcios asignaban como día y fecha para el nacimiento de Jesús como el 25 pashons copto (ósea el 20 de mayo) en el vigésimo octavo año de Augusto. Veintiún años después Sexto Julio Africano comenzó con la popularización del 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús en su obra Chronographiai. Así, para la época del Concilio de Nicea I en el 325, la Iglesia Alejandrina ya había fijado el Díes nativitatis et epifaníae.

En el año 350 el papa Julio I pidió que el nacimiento de Cristo fuera celebrado el 25 de diciembre, lo cual será decretado por el papa Liberio en 354. Sin embargo, la primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data recién del 379.

La navidad será  introducida en Antioquía hacia 380, cuando Juan Crisóstomo impulse a la comunidad a unir la celebración del nacimiento de Cristo con el del 25 de diciembre,[ aunque parte de la comunidad ya guardaba ese día por lo menos desde diez años antes. En Jerusalén, Egeria, en el siglo IV, se atestiguara el banquete de la presentación, cuarenta días después del 6 de enero, es decir recién el 15 de febrero, la cual debe haber sido la fecha de celebración del nacimiento.

A diferencia de lo que sucede hoy en día, los primeros cristianos celebraban principalmente la Epifanía, es decir el momento en que los Reyes Magos visitaron al Niño Jesús, la cual hoy en día ha sido dejada de lado por varias culturas. Sin embargo aun pueden encontrarse algunos países donde aun se celebra (Como Argentina, Armenia, España, Perú, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, México, Colombia, Uruguay, Venezuela y Chile), a pesar de que esta no sea la celebración más importante de dichos lugares. Además en las Iglesias Orientales la Epifanía es más importante que la Natividad, ya que es ese día cuando se da a conocer al mundo, en la persona de los extranjeros.

El Cálculo de la Fecha Según los Evangelios

Muy poco se sabe aun sobre el nacimiento de Jesús, sin embargo algunos expertos han intentado calcular dicha fecha tomando la Biblia como fuente.

Uno de estos cálculo se basa principalmente en examinar lo dicho en Lucas 1:5-14, ya que allí se afirma que en el momento de la concepción de Juan el Bautista, Zacarías su padre, sacerdote del grupo de Abdías, oficiaba en el Templo de Jerusalén y compararlo con Lucas 1:24-36, según el cual Jesús nació aproximadamente seis meses después de Juan.

Como ayuda para este método se trata de contar los turnos indicados en 1Cronicas 24:7-19 la cual dice que había 24 grupos de sacerdotes que servían por turnos en el templo y al grupo de Abdías le correspondía el octavo turno. Contando los turnos desde el comienzo del año, al grupo de Abdías le correspondió servir a comienzos de junio (del 8 al 14 del tercer mes del calendario lunar hebreo). Siguiendo esta hipótesis, si los embarazos de Isabel y María fueron normales, Juan nació en marzo y Jesús en septiembre. Esta fecha sería compatible con la indicación de la Biblia (Lucas 2:8), según la cual la noche del nacimiento de Jesús los pastores cuidaban los rebaños al aire libre, lo cual difícilmente podría haber ocurrido en diciembre. Cualquier cálculo sobre el nacimiento de Jesús debe estar ajustado a esta fuente primaria, por lo que la fecha correcta debe estar entre septiembre y octubre, principios de Otoño. Además, debe tomarse en cuenta el censo ordenado por César al tiempo del nacimiento del Hijo de Dios, lo cual obviamente no pudo haber sido en diciembre, época de intenso frío en Jerusalén, la razón es que el pueblo judío era proclive a la rebelión y hubiera sido imprudente ordenar un censo en esa época del año.

Sin embargo, como los turnos eran semanales, tal y como lo confirman los rollos del Mar Muerto, descubiertos en Qumrán, cada grupo servía dos veces al año y nuevamente le correspondía al grupo de Abdías el turno a finales de septiembre (del 24 al 30 del octavo mes judío). Si se toma esta segunda fecha como punto de partida, Juan habría nacido a finales de junio y Jesús a finales de diciembre. Así, algunos de los primeros escritores cristianos (Juan Crisóstomo, 347-407) enseñaron que Zacarías recibió el mensaje acerca del nacimiento de Juan en el día del Perdón, el cual llegaba en septiembre u octubre. Por otra parte, según los historiadores, cuando el Templo fue destruido en el año 70, el grupo sacerdotal de Joyarib estaba sirviendo. Si el servicio sacerdotal no fue interrumpido desde el tiempo de Zacarías hasta la destrucción del templo, este cálculo tiene al turno de Abdías en la primera semana de octubre, por lo que algunos creen que el 6 de enero puede ser el día correcto.

En un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios se afirmo que “Nuestro Señor fue concebido el 8 de las calendas de abril en el mes de marzo (25 de marzo), que es el día de la Pasión del Señor y de su concepción, pues fue concebido el mismo día en que murió“. Si fue concebido el 25 de marzo, la celebración de su nacimiento se fijaría nueve meses después, es decir, el 25 de diciembre.

Temas Relecionados:

  1. Tema Nº 1 de la Semana del 21 al 28 – 12 – 2009: Jo, jo, jo: Una historia de Navidad

Popularity: 9% [?]

Bienvenidos a la historia

Hola, yo soy Uriel, el encargado de este blog, que busca expresar la historia de otro modo. Espero que encuentren lo que buscan y disfuten de la informacion que les puedo brindar. Muchas gracias por haber entrado y mucha suerte.

Traductor

    Translate to:

Busca Aquí

Tu Opinion Importa

Calendario

abril 2012
D L M X J V S
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

La Frase de Hoy

Siguenos en Twitter:

Siguenos en Facebook

Etiquetas

Historias Antiguas

  • Por fin ha fallecido de la Vega

    Ya conocen ustedes el famoso dicho en el mundo de los periodistas que reza “Que la realidad no te estropee una buena noticia”. Y es que a veces la realidad no es una buena noticia o que uno, esperando cierto resultado de ante mano, se adelante a los hecho modificando parcialmente la realidad. Pero resulta una pena y algo completamente desagradable que cuando uno ya ha redactado un hermoso artículo, lo ha publicado con totales esperanza, y lo han leído muchas personas, ocurra que la realidad venga a arruinar el gran trabajo que se había hecho desmintiendo lo que se había explicado, tratándolo a uno de mentiroso. Ante esta situación es comprensible que un periodista se moleste con la realidad, y que, ante la imposibilidad de combatirla, dirija su ira contra los protagonistas de la historia.

    Esto es, más o menos, lo que le ocurrió al escritor Ventura de la Vega. Pero primero les contare un poco quien fue él.

  • Argentina Bicentenaria: 200 Años de la Revolución de Mayo – Parte VIII

    https://www.youtube.com/watch?v=a0nRASOTwAg”

    El Nuevo Gobierno Ayer pasamos por el día clave del proceso, pero la cosa aun no terminaba. Faltaba el juramento, y en esta parte el cabildo intento una última y desesperada trampa. El acta decía: “[…] No reconocer otro soberano que el Señor Fernando VII y sus legítimos sucesores, según el orden establecido por las [...]

  • Cuenta Regresiva!!!

    Faltan ya solo un par de días para que vuelva!!! … Este miércoles 6 de Julio estaré regresando a la acción, y para mi entrada de regreso escribiré sobre Juan Hus, un reformista checo que se adelanto unos años (tan solo 100) a Lutero y termino creando el Husismo. No so lo pierda… Un Saludo. [...]

Saberhistoria También está en:

Historiador.Net
Historiador.net

Wikio:Top de Blog
Wikio – Top Blogs

Bitacoras.com
Bitacoras.com
laBlogoteca

RedArgentina

PaperBlog
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

BloosterBlog





To Fuse
Comparte tu enlace en To Fuse